Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘W’ Category

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Banda de rock británica con apuntes progresivos, blues-rock, boogie, folk y jazzísticos, influenciados por gente como Cream, Canned Heat, Allman Brothers o Yardbirds. El grupo fue creado en la segunda mitad de los años 60 en la localidad inglesa de Torquay con el nombre de Empty Vessels antes de rebautizarse como Tanglewood. Estaba conformado en su primera encarnación por el cantante y bajista Martin Turner, el guitarrista, hermano del primero, Glen Turner, y el batería galés Steve Upton.
El grupo dio inicio a su carrera profesional tras ser descubiertos por Miles Copeland, hermano del famoso batería de The Police con quienes se convertirían en los definitivos Wishbone Ash tras la entrada de Ted Turner y Andy Powell en las guitarras y la salida de Glen Turner.

Copeland logró que firmaran un contrato discográfico con MCA Records y en 1970 apareció su estupendo disco debut producido por Derek Lawrence (miembro de los Lancasters), “Wishbone Ash” (1970), en el cual aparecía el single “Blind eye” junto a otros temas como “Lady Whiskey”, “Errors of my ways” o “Phoenix”, en donde destacaba su intensidad instrumental, en especial el prominente trabajo de guitarras.
Posteriores trabajos como “Pilgrimage” (1971), con la épica “The Pilgrim”, “Vas Dis”, “Jail Bait” o “Alone”, y sobre todo “Argus” (1972), álbum que alcanzó el puesto número 3 en el Reino Unido, confirmaron su capacidad de convocatoria popular.
En “Argus” sonaban temas como “Blowin’ Free”, canción con espléndidas armonías vocales, o “Time was”, un corte de más de nueve minutos qu ese inicia de manera acústica para después desarrollarse de manera eléctrica.

Después de otro gran disco, “Wishbone Four” (1973), uno de los mejores esfuerzos de la banda británica con piezas como “No easy road” o “Ballad of the beacon”, el grupo perdería la presencia en sus filas de Ted Turner, quien fue reemplazado en las seis cuerdas por Laurie Wisefield (ex componente de Home).
Tras la edición del apreciable doble disco en vivo “Live Dates” (1974), en donde todavía sonaba la guitarra de Ted, el grupo presentaría “There’s the rub” (1974), con temas como “Persephone” o “Lady Jay” y producción de Bill Szynczyk, quien había trabajado con gente como B. B. King o John Lee Hooker.
Curiosamente su música, a partir de los años 70, fue mejor recibida en los Estados Unidos que en su propio país natal, hecho que les llevó a cruzar el charco para instalarse en el país norteamericano.
Después de discos como “Locked in” (1976), con “Rest in peace” y producción de Tom Dowd, “New England” (1976) , “Front page news” (1977), “No smoke without fire” (1978), con el retorno a la producción de Derek Lawrence, y “Just Testing” (1980), se produjo la marcha clave de Martin Turner, que trocó el semblante del grupo a partir de ese momento.
Wishbone Ash, con diferentes incorporaciones como Claire Hamill, John Wetton o Trevor Bolder, proseguiría su rumbo grabando discos menores durante las siguientes décadas, como “Number the brave” (1981), o “Twin barrels burning” (1982).
Después de un lapso de tiempo retornarían a la formación Martin y Ted Turner para editar “Nouveau Calls” (1989) con producción de William Orbit. En esta etapa el grupo publicaba básicamente recopilatorios y discos en directo, en donde se recogen sus clásicos de los años 70.
“Illuminations” (1996), “Trance Visionary” (1999), “Psychic Terrorism” (2000), « Bonafide » (2002) o « Strange Affair» (2003) son algunos de sus últimos trabajos.

Anuncios

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Este ex matrimonio (aunque ellos siguen jugando bobamente con lo de si son hermanos o si dejan de serlo, habiéndose casado el 21 de septiembre de 1996 con los nombres de John Anthony Gillis y Meg Martha White) amante de los colores rojo y blanco es una de las grandes sensaciones dentro del rock de este comenzado siglo XXI, instituyendo su éxito en ejecutar con acritud, minimalismo y distorsión una diversidad de géneros (garage-rock, punk, blues, hard rock, folk, pop o country) y ascendencias (Led Zeppelin, Stooges, Pixies, Kinks, Blue Cheer, Troggs, Robert Johnson, Jon Spencer Blues Explosion, Jimi Hendrix o Black Sabbath) para crear discos estridentes, estimulantes por su empuje rítmico y su retorno a los sonidos clásicos del rock.

El dúo proviene de la ciudad de Detroit y está compuesto por el cantante, compositor, guitarrista y pianista Jack White (nacido el 9 de julio de 1975) y la batería Meg White (nacida el 10 de diciembre de 1974).
Tras casarse a finales del año 1996, la pareja formaría The White Stripes, un proyecto que le sirviría a Jack, que había pasado por una banda llamada The Goober and Peas y tocado con la banda garajera The Go, para grabar temas que recuperasen el brío rockero de las bandas de finales de los 60 y comienzos de los 70, ejemplificado en sus vibrantes interpretaciones en vivo.

En 1997 debutaron en disco con el single “Let’s shake hands”, un tema publicado en el sello Italian Records, en donde también publicarían su segundo sencillo, “Lafayette Blues”, aparecido en 1998.
Un año después ficharían por Sympathy for the Record Industry y gran “The Big Three Killed My Baby”, un tema en el cual se aprecia su ruidosa resonancia en base a su mezcla de sonidos blues, punk y rock, con voces impulsivas, una retumbante batería y una destemplada labor guitarrera, con reminiscencias de Led Zeppelin, Stooges o Troggs.

Este single sería incluido en su potente y sucio Lp debut, “The White Stripes” (1999), un disco en el cual se aprecia la variedad de registros vocales de Jack, con una mezcolanza entre Robert Plant, Iggy Pop, Ozzy Osbourne, Frank Black o Dave Davies, y su querencia por el blues desde una cruda perspectiva rock’n’roll con Led Zeppelin, Black Sabbath y el proto-punk y el garage-rock 60’s como principal referencia.
Incluyen temas propios de gran valía como “Cannon”, “Jimmy The Exploder”, “Do” o “Suzie Lee” y versiones de Robert Johnson (“Stop Breaking Down”) y Bob Dylan (“One more cup of coffee”).

Las constantes apuntadas en este primer disco se repetirían en los siguientes trabajos, como en “De Stijl” (2000), un gran trabajo en el cual pulen más las melodías, añadiendo a los nombres básicos de su sonido retazos de los Kinks en algunas piezas, sin perder su característica pujanza garajera y pasajes folk, hard rock, punk, country y blues, con temas en formato eléctrico y acústico.
Las huellas de Hendrix, Page o Plant se encuentran en estos riffs demoledores de guitarra, baterías primarias y enérgicas, letras básicas de acerba gradación y cierta propensión al absurdo con memorables temas como “You’re pretty good looking (for a girl)”, “Little Bird”, “Hello operador”, “Apple Blossom” o “Why can’t you be nicer to me?”. El amor por el blues de Jack White, además de en sus composiciones, se manifiesta en la versión de Son House “Death Setter”.

Tras la aparición de “De Stijl”, los White Stripes comenzaron a llamar la atención en los mass media, provocando un interés creciente entre los amantes del rock.

Este catálogo de música directa, fresca y sin complicaciones conquistaría definitivamente al público con “White Blood Cells” (2001), un disco también aparecido en el sello Sympathy for The Record Industry con el que acrecentaron sus seguidores especialmente en el Reino Unido, en donde por esa época eran más populares que en su propio país.
A pesar de oler el mainstream, la pareja, que se había divorciado en el año 2000, prosiguió su rumbo invariable en “White Blood Cells”, un Lp en el cual Jack desplegó su notable capacidad como compositor y su éxito crítico impulsó el interés de las grandes compañías estadounidenses en una oleada de bandas garajeras, que carecían de la diversidad conceptual de White y su fuerza instrumental en base a dos únicos componentes.

“Fell in love with a girl” se convirtería en un gran hit (número 12), estimulado por la emisión constante del videoclip por la MTV. Otros cortes destacados del álbum son “Dead leaves and the dirty ground” o la cínica “I’m finding harder to be gentleman”.
Para la grabación de “Elephant” (2003), Jake y Meg firmarían por un sello importante, V2, pero su aspereza y mixtura de estilos no cambiaría un ápice, escribiendo un sobresaliente disco sin concesiones comerciales que se iniciaba con “Seven Nation Army”, un estupendo single principiado con un sugestivo ritmo producido por un riff de guitarra que simula la apariencia sonora de un bajo.

Este disco está plagado de excelentes temas y letras ingeniosas, alternando baladas como “In the cold, cold night”, interpretada por Meg a lo Peggy Lee o “I want to be the boy to warm your mother’s heart”, pieza con piano y voz con un ligero feeling a lo Rod Stewart en su etapa Faces y “You’ve got her in your pocket”, ambas acústicas de buen trato melódico, y piezas de gran ímpetu y ritmos básicos como el blues-rock zeppeliano “Ball and biscuit”, la punk-rock “Girl you have no faith in medicine”, con un riff idéntico al de “Positive Bleeding” de Urge Overkill, la excelente “The air near my fingers”, un corte que podría ser firmado por los Troggs en los 60 (el riff tiene un aire al clásico “Wild Thing”), o “The hardest button to button”, canción de cierto cariz stoniano.

También tienen tiempo para componer “It’s true that we love one another”, un humorístico tema de sabor country interpretado por Jack y Meg junto la cantante Holly Gollightly e incluir una versión de un famoso tema de Burt Bacharach y Hal David, “I just don’t know what to do with myself”, adaptado con anterioridad por, entre otros, Dusty Springfield o Dionne Warwick.
El álbum alcanzó el puesto número 6 en el Billboard, confirmando la presencia del dúo en el estrellato rockero del momento.

Jack, al margen de su faceta como músico, ha hecho sus pinitos como actor en la película de Anthony Minghella “Cold Mountain” (2003).

En el año 2004 produjo, compuso y tocó en el disco de la artista country “Van Lear Rose” (2004).

Posteriormente con los White Stripes grabaría “Get behind me Satan” (2005) e “Icky Thump” (2007).

Jack White contrajo matrimonio en secreto con la modelo británico Karen Elson, mujer que aparece en el videoclip de “Blue Orchid”.

Al margen de los White Stripes, Jack White creó una banda junto a Brendan Benson denominada Racounters, en la cual también se encuentran el bajista Jack Lawrence y el batería Patrick Keller.

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los tres componentes de la banda, Matthew Murphy, Dan Haggis y Tord Øverland-Knudsen (éste último de origen noruego), se conocieron en el Paul McCartney’s Liverpool Institute for Performing Arts (LIPA). Lo especial de cada uno de ellos y su infinito sentido del humor, les llevó a formar una banda que al principio no tenia nombre. Así que durante un tiempo Murphy y Dan empezaron a llamar Wombo el uno al otro. De este peculiar modo surgirá el nombre The Wombat que acabará derivando en The Wombats.

Ya tenían nombre, y Liverpool no tardó en tomarse en serio al grupo. Sus conciertos intercalaban intros a cappella o monólogos entre canciones, así que es fácil llegar a imaginarse lo surrealistas que podían llegar a ser sus giras. Más tarde, el LIPA los seleccionó para tocar ante 20.000 personas en el Midi Festival de Beijing (Pekín, China). Y todavía se hicieron más grandes cuando les invitaron a actuar en la Canadian Music Week.

De nuevo en Liverpool, montaban una fiesta semanal en un club, donde podían tocar con regularidad y mejor sus composiciones. Un sello se fijó en ellos tras los siete Eps que la banda se había autofinanciado. El sello comprobó que tenían una estupenda colección de canciones y ahí empezó su nueva etapa, donde se dieron a conocer en toda la nación indie, teloneando a los mismísimos Kaiser Chiefs y Babyshambles.


Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Luminosa y fenomenal banda de pop californiana tan influenciada por Curt Boettcher como por los Beach Boys de Brian Wilson, Left Banke, los Beatles, los Hollies, Association o los Zombies.

Está formada por el cantante y guitarrista Nick Walusko, el bajista Brian Kassan, el batería Mike D’Amico y el teclista y vocalista Darian Sahanaja.

Los japoneses, siempre atentos a todo tipo de músicas, editaron su disco debut en Toy’s Factory. Su título fue simplemente “Wondermints” (1995), una delicia de LP con dominio compositivo de Walusko y Sahanaja, melodías refulgentes y espléndidos juegos vocales en piezas como “Proto-Pretty”, “Fleur-de-Lys” o “Tracy Hide”, que suena como una especie de homenaje a los Beach Boys del “Pet Sounds”.

El mismo año de “Wondermints”, el grupo aparecía cantando el “You Need Love” de los Hollies en el disco tributo a la fenomenal banda de Manchester “Sing Hollies in Reverse”, disco en el cual también sonaban los Posies, Mitch Easter o Steve Wynn.

Sin Kassan y con Probyn Gregory el grupo editó su segundo disco grande, “The Wonderful World of the Wondermits” (1996), el cual, al contrario que el primero, compuesto por sus propias composiciones, estaba repleto de versiones, entre ellas “Guess I’m Dumb” de los Beach Boys, el “Love in the City” de los Turtles, el “Arnold Layne” de los Pink Floyd de Syd Barrett, o una power-popera adaptación del “Knowing Me, Knowing You” de ABBA.

Su tercer disco fue “Bali” (1998), otra magistral colección de canciones influenciadas por el pop psicodélico y vocal de los años 60. Cuatro años seguirían deparando maravillas con “Mind If We Make Love to You” (2002).
Su talento para la composición de gran pop no pasó desapercibida para los nombres míticos del estilo, incluido uno de sus ídolos, Brian Wilson (quien colabora metiendo coros en “Mind If…”), con quien actuaron como banda de acompañamiento en directo.

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Después de liderar en Birmingham el grupo The Move e institurse junto a Jeff Lynne (también componente de los Move) como cabeza visible del proyecto Electric Light Orchestra, Roy Wood (nacido el 8 de noviembre de 1946) decidió abandonar, tras un primer y valioso LP, a la E.L.O. para crear en 1972 un nuevo y colorista combo glam-rock al que llamó Wizzard.

Con ropajes estrafalarios, el pelo pintarrajeado y la cara ornamentada con espeso maquillaje y una estrella en la frente, Wood, como cantante y multi-instrumentista, estaba acompañado en el grupo por el bajista y vocalista Rick Price, los baterías Keith Smart y Charlie Grima, el teclista Bill Hunt, los saxofonistas Mike Burney y Nick Pentelow, y el violoncelista Hugh McDowell.

Tras actuar en Wembley, Roy sus chicos grabaron en el sello Harvest Roy su primer single, “Ball park incident”, un tema que llegó al número 6 en Gran Bretaña y que ejemplificaba su nuevo sonido: una mezcla festiva entre el clásico rock’n’roll 50’s y el muro de sonido de Phil Spector.

En 1973, año en el que editó su LP “Wizzard Brew” (1973), consiguió sus mayores logros comerciales en su país (fuera de él y, especialmente, en los Estados Unidos, la música de Wizzard pasó bastante desapercibida) con dos números 1 consecutivos: “See my baby jive” y “Angel fingers”.

Otro single del período fue “I wish it could be Christmas” (número 4), en donde se apreciaba su amor por Spector y los Beach Boys, su grupo favorito.

Al margen de su trabajo con Wizzard, Roy Wood también sacó al mercado su primer y excelente disco en solitario que llevó por título “Boulders” (1973). En el trabajo técnico Roy, como productor y arreglista, fue ayudado por Alan Parsons como ingeniero de sonido.

Un año más tarde volvió a maquillarse para publicar con Wizzard “Introducing Eddy & The Falcons” (1974), un álbum en el que establecía un homenaje a pioneros nombres del rock, como Elvis Presley, Del Shannon, Gene Vincent o el referido Phil Spector.

En 1974 también aparecieron los singles “Rock’n’roll winter” (número 6), “This is the story of my love” (número 34), “You’ve got me running” y “Are you ready to rock?” (número 4).

Tras este LP y problemas con Don Arden, representante de la banda, Roy Wood aparcó el glam de Wizzard para dar inicio a otro proyecto bautizado como The Wizzo Band, en el cual se escuchaban sonoridades jazz y funk.

“Mustard” (1975) fue su segundo e imprescindible disco grande en solitario en los años 70.

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Banda post-punk británica compuesta por el cantante y guitarra Colin Newman (nacido el 16 de septiembre de 1954 en Salisbury), el guitarrista Bruce Gilbert (nacido el 18 de mayo de 1946 en Watford), el bajista y vocalista Graham Lewis (nacido el 22 de febrero de 1953 en Grantham) y el batería Robert Gotobed.

Formados en 1976 debutaron un año después en el sello Harvest con el magnífico “Pink Flag” (1977), album producido por Mike Thorne -con temas como “Field day for the sundays” o “Mannequin”- que brilló en pleno año de auge punk en Gran Bretaña.
Este abrumador primer disco fue continuado por los también estimables “Chairs Missing” (1978) y “154” (1979), otros trabajos que colocaron a Wire como una de las formaciones punk más influyentes del movimiento. A pesar del éxito, Wire decidió poner punto y final a la experiencia con la llegada de la nueva década para iniciar aventuras en solitario.

Volvieron a aglutinar fuerzas en 1986 para presentar nuevas obras pop como “The Ideal Copy” (1987) o “A bell is a cup (Untill it’s struck)” (1988) que fueron aclamadas por la crítica pero que tuvieron regulares ventas, cosa que provocó su ruptura a principios de los 90.

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una de las grandes figuras del soul en toda su historia. De interpretación imperativa y pasional, Wilson Pickett es paradigma del Southern Soul y del mítico sello Stax, logrando un enorme éxito con sus fibrosas y carismáticas ejecuciones y éxitos-himnos inmortales como “In the midnight hour”, co-escrito junto a su amigo y excelente instrumentista, Steve Cropper, o “Land of 1000 Dances”, tema del gran Fats Domino.
Wilson Pickett nació el 18 de marzo de 1941 en Prattville, una localidad de Alabama (Estados Unidos). Desde su niñez aprovechaba para cantar en todo tipo de contexto, ya fuesen iglesias, reuniones familiares o en las propias calles de Detroit, ciudad a la que se había trasladado en su adolescencia.
Comenzó su carrera profesional a finales de los 50 con el grupo de gospel The Violinaires, pasando después, en 1959, a ejercer como vocalista en The Falcons, consiguiendo el éxito con “I found a love” (número 6 en 1962). En The Falcons también se encontraba otros de los nombres importantes del soul, Eddie Floyd y Sir Mack Rice, tíos pioneros con una actitud musical y personal que pateaba el culo a cualquier fantoche contemporáneo.

En 1962, y acompañado por las Supremes, Wilson Pickett también grabó algunas canciones en solitario, como “Let me be your boy”, aparecida en el sello Correct-Tone. También grabó con Lloyd Price varios temas, como “If you need me” o “It’s too late”.

Al año siguiente pasó por los Spirituals antes de que en 1964 logró fichar por Atlantic, grabando en Stax sus mejores temas. Debutó en Atlantic con “I’m gonna cry”, pero lograría el éxito con su tercer single, “In the midnight hour”, canción, conceptuada simplemente para el baile y compuesta por Wilson junto al guitarrista Cropper bajo producción de Jerry Wexler, se convirtió en un gigantesco triunfo comercial, en donde la fuerza vocal de Pickett e instrumental de los músicos participantes brillaban en su esplendor.
Posteriormente, durante toda la década de los 60, vendría más temas memorables y vibrantes como “634-5789”, compuesta entre Eddie Floyd y Steve Cropper, la citada “Land of 1000 Dances”, “Mustang Sally”, escrita por Sir Mack Rice, o “Funky Broadway”, estupenda revisitación del tema de los Dyke & The Blazers.
Incluso Pickett se marcó una espléndida y sudorosa versión del “Hey Jude” de los Beatles y logró un éxito con un cover del clásico de los Archies “Sugar Sugar”.

Al margen de ello, también grabó con Kenny Gamble y Leon Huff, en temas como “Engine number 9”, o Bobby Womack, con “I’m in love” o “I’m a midnight mover”.
A comienzos de los 70 su ristra de éxitos comerciales comenzó a disminuir, hecho que le confinó principalmente a sus enérgicas interpretaciones encima de los escenarios y a grabar en su propio sello, Wicked Label.
En el año 1991 ingresó en el Rock and Roll Hall of Fame.

Read Full Post »

Older Posts »