Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘ACID ROCK’

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Supertrío rock formado en la ciudad californiana de Los Angeles por el cantante y guitarrista Josh Homme, antiguo componente de Kyuss y, entre muchos proyectos, miembro de Queens Of The Stone Age y Eagles Of Death Metal, por John Paul Jones, bajista y teclista de los legendarios Led Zeppelin, y por el batería y vocalista Dave Grohl, ex miembro de Nirvana y líder de Foo Fighters.

El proyecto, con base en sonidos clásicos de los 60 y 70 de hard rock, boogie rock, acid rock y blues rock (Blue Cheer, Cream, Jimi Hendrix Experience, los propios Led Zeppelin, Vanilla Fudge, Steppenwolf…), debutó en estdio con un disco homónimo, “Them Crooked Vultures” (2009), álbum que contiene el single “New Fang”.

En sus actuaciones en directo el grupo cuenta con la colaboración del guitarrista rítmico Alain Johannes, miembro de la banda hard rock y prog rock Eleven.

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Queens of the Stone Age, liderados por Josh Homme, ex miembro de Kyuss, es una de las bandas más significativas del rock actual, que tanto gusta del hard rock 70’s, con influencia de Black Sabbath, de la psicodelia o el acid rock, con huellas de Cream, Blue Cheer o Jimi Hendrix, y de algunas figuras del grunge, como Soundgarden o Screaming Trees.
Su música, con sonidos instrumentales contundentes sin perder tacto melódico, es una de las mejores dentro de las bandas englobadas en el stoner rock, que mixturaba las tendencias arriba citadas. Aunque bueno, etiquetar más allá de la funcionalidad como pistas de sonidos es una auténtica gilipollez. Todo es rock.

Este grupo californiano surge en 1997 compuesto por varios miembros de Kyuss, entre ellos el ya citado cantante y guitarrista Homme, que llegó a girar con los Screaming Trees y crear Gamma Ray con varios miembros de la banda de Seattle, Mark Lanegan y Van Conner, Matt Cameron de Soundgarden y Mike Johnson, de Dinosaur Jr.
A Queens of The Stone Age, nombre que adoptó Homme tras ser reclamados por los Gamma Ray de Kai Hansen y Ralf Scheepers, también, y tras romperse el primer supergrupo, se sumaría dos miembros más de Kyuss, el bajista y vocalista Nick Oliveri, quien había pasado por The Dwarves, y el batería Alfredo Hernández, quienes deciden formar una nueva banda, de sonidos más eclécticos, tras la disolución de su anterior grupo en 1995.
A este terceto se le unió el guitarrista y teclista Dave Catching.

La banda colaboró en los proyectos “Dessert Sessions” y debutó en el sello de Stone Gossard, miembro de Pearl Jam, Loose Groove Records, con el álbum “Queens of The Stone Age” (1998), estupendo disco con una escultural muchacha en bragas en la portada que fue producido por Joe Barresi (ingeniero de Redd Kross, Kyuss, Weezer o L7) y que incluía fantásticos temas como “If only”, “Mexicola”, “Regular John” o “Avon”.
La salida de su segundo LP, grabado sin Hernández en Interscope Records y titulado “Rated R” (2000), ensanchó su número de fans, entre ellos Dave Grohl, quien destacó al grupo como uno de sus bandas favoritas.

En el disco, hard rock psicodélico co-producido por Chris Goss, miembro de Masters of Reality y productor de Kyuss, y principado por la potente “Feel good hit of the Summer”, aparecían como colaboradores nada más y nada menos que Rob Halford o los ex Screaming Trees Mark Lanegan y Barrett Martin.
“The lost art of keeping a secret”, “In the fade” o “Better living through chemistry”, con los bongos dominando la percusión, son otros de los momentos más afortunados de un sobresaliente LP que seguramente gustará a los que disfruten con los discos de Screaming Trees.
En las ediciones con bonus tracks aparecía una versión del “Never say never” del grupo new wave Romeo Void.
Después de publicar con Mondo Generator el disco “Cocaine Rodeo” (2000), con temas grabados a mediados de los 90, y de que en el año 2001 a Oliveri lo detuvieran en el Rock in Rio tras salir en pelota picada al escenario el grupo se pondría a grabar su nuevo disco, no sin antes contribuir con la versión de “Back to Dungaree High” al tributo a Turbonegro en “Alpha Motherfuckers”.

Josh invitaría a Grohl a participar en el nuevo álbum, “Songs for the deaf” (2002), un gran disco con temas como “No one knows”, “Go with the flow”, “Song for the dead” o “God is in the radio”. Y además, junto a Dave Grohl, Josh Homme y Nick Oliveri se encontraban, entre otros, Mark Lanegan y Dean Ween, el miembro de Ween.
Después de este álbum, en el año 2004, Oliveri, y tras la aparición del segundo álbum de Mondo Generator, “Drug Problem That Never Existed” (2003), dejaría los Queens of The Stone Age.

“Stone Age Complication” (2004) fue un recopilatorio de caras b con versiones de los Kinks (“Who’ll be the next in line”) y, entre otros, los Cramps (“Most exalted potentate of love”).

“Lullabies to Paralyze” (2005), con la participación de Troy Van Leuween, Mark Lanegan y Joey Castillo, es el cuarto disco de la banda.
Está co-producido de nuevo por Joe Barresi y presentado con el single “Little sister”.
Otros cortes del álbum son “Everybody knows that you’re insane”, dedicado a Oliveri, “I never came”, “Someone’s in the wolf” o “In my head”.

Su último LP es “Era Vulgaris” (2007), un álbum presentado con el single “Sick, Sick, Sick”.

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Banda de acid-rock estadounidense que tampoco desdeñó el folk, el blues y el jazz. Se formó a mediados de los años 60 en San Francisco.

Aposentaba sus virtudes musicales en la interacción virtuosa de sus instrumentistas, en especial de los guitarristas John Cipollina y Gary Duncan.

El germen de Quicksilver Messenger Service es obra del cantautor Dino Valenti, quien junto al citado Cipollina a las seis cuerdas, Jim Murray a la voz y armónica, David Freiberg al bajo y Casey Sonoban a la batería (Skip Spence también participó en la formación del grupo aunque estuvo muy poco tiempo) intentaron abrirse camino en la ciudad californiana en el año 1965.
Tristemente, Valenti fue condenado por posesión de drogas a los pocos meses de la formación de la banda y tuvo que abandonar durante varios años el grupo.
Sus compañeros continuarían el rumbo trazado siendo sus actuaciones muy aclamadas por los seguidores del rock lisérgico, quienes disfrutaban con los vibrantes conciertos de la banda, acrecentada por los ex miembros de The Brogues Gary Duncan a la guitarra y Greg Elmore, que había sustituido en la batería a Sonoban. El cantante Jim Murray también abandonaría la banda en 1967.

Siempre reacios a firmar con compañías discográficas, finalmente cayeron bajo los encantos de Capitol y grabaron el LP homónimo “Quicksilver Messenger Service” (1968), un fantástico disco que contenía su single “Pride of man” y su cara b “Dino’s Song”, compuesta por el ausente Valente.

Junto a este sencillo otros grandes temas en los cuales brillan las guitarras del dúo Cipollina/Duncan como “Gold and silver”, “Light your windows” o la extensa “The Fool”.

En 1969 publicaron “Happy Trails” (1969), un disco en directo que se convertiría en su LP más recordado, principalmente por su larga versión del “Who do you love”, tema escrito por una de sus máximas influencias, el pionero del R&B y el rock’n’roll Bo Diddley, conduciendo las clásicas pautas guitarreras de Diddley a sus postulados psicodélicos. El album tiene una bonita portada realizada por George Hunter.

“Shady Grove” (1969) fue el tercer disco grande de la banda californiana, que había sufrido la sensible baja de Duncan, que había decidido dejar el grupo tras roces con Cipollina.
A pesar de la marcha del guitarrista, “Shady Grove”, se benefició de la entrada del teclista Nicky Hopkins, un conocido músico de sesión británico que se incorporó al grupo. El infravalorado disco, en el cual todavía se escuchaban algunas notas de Gary Duncan, se encuentra a la altura de sus pretéritos trabajos.

Gary se había aliado con Valenti, quien tras salir de prisión y después de haber grabado un homónimo disco en solitario intentó formar un nuevo grupo junto al guitarrista llamado The Outlaws. Sin fortuna en su nueva ubicación, regresarían a las filas de Quicksilver Messenger Service, en donde Valenti ocuparía un lugar preeminente.
“Just for love” (1970) fue el primer Lp del ahora sexteto y aunque no era un trabajo desdeñable descendió el nivel de calidad de sus antecesores, a pesar de contener el sencillo “Fresh Air”.
El loable ejercicio guitarrero de Duncan y Cipollina se vio desplazado en parte por la supremacía vocal y autoral de Valenti.
Lo mismo sucedió en “What about me” (1970), tras el cual abandonaron el grupo John Cipollina, Nicky Hopkins y David Freiberg, que ingresaría durante unos meses en la cárcel por posesión de marihuana. Posteriormente formaría parte de Jefferson Starship.

Con la incorporación del bajista Mark Ryan (ex Country Joe & The Fish) y los teclistas Mark Naftalyn (ex Paul Butterflied Blues Band) y Chuck Steaks, grabaron el aprovechable “Quicksilver” (1971), su último gran disco. Posteriormente vendría el irregular “Comin’ Thru” (1972), tras el cual el grupo terminaría disolviendose.
Cipollina formaría a comienzos de los años 70 el grupo Copperhead y se unió a sus antiguos compañeros para resucitar a Quicksilver en “Solid Silver” (1975), un fallido disco que poco hizo para reavivar a la mítica formación de San Francisco.

Cipollina, que en la década de los 80 había formado parte de grupos como Merrell Fankhauser & The Mavi Band o Terry & The Pirates, falleció el 29 de mayo de 1989 debido a un enfisema.

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Siempre es agradable escuchar a una banda que intente revolucionar los postulados clásicos del rock, aunque tal revolución no tenga nada de singular, aunque sí de ecléctica, ambiciosa y compleja, ya que tanto en sus composiciones se escuchan resonancias del acid-rock californiano, del free jazz, de la psicodelia o del space-rock, como del funk, del post-rock y sobre todo, del rock progresivo tamizado con sensibilidades emo-rock, con influencias diversas como Pink Floyd, Rush, Voivod, Yes, Led Zeppelin, Jane’s Addiction, Santana o King Crimson.

Mars Volta es el proyecto del cantante Cedric Bixler Zavala y del guitarrista Omar Rodriguez, dos antiguos componentes del grupo independiente At The Drive-In.

Los dos muchachos eran procedentes de la localidad del Paso, en Texas. Después de largarse a California y tras formar el grupo citado la pareja decidió crear en el año 2001 DeFacto, un proyecto progresivo en el cual volcar sus ansias experimentales con la ayuda de los teclistas Ikey Owens y Jeremy Michael Ward. Este cuarteto se vió añadido con Eva Gardner al bajo y Jon Philip Theodore a la batería para formar The Mars Volta.

El grupo, producido por Alex Newport, debutaría en disco en el sello de Omar Rodriguez, Gold Standard, con la publicación del EP “Tremulant” (2002). Junto a sus temas en estudio Mars Volta comenzó a llamar la atención por sus agitadas interpretaciones en vivo, llevadas a cabo tanto en los Estados Unidos como en Europa y Japón.
Después de estas giras Eva y Ikey dejaron el grupo, siendo reemplazados por el bajista Ralph Jasson y la teclista Linda Good, antes del regreso a la formación de Ikey. Jasson sería sustitutido posteriormente por Jason Lader y éste por Juan Alderete. Ward, el “manipulador del sonido” del grupo, fallecería en mayo del año 2003 a causa de una sobredosis.

El afamado productor Rick Rubin se interesó por el grupo y les propuso grabar un LP, “De Louse in the Comatorium” (2003), el cual contaba con la aparición estelar de dos miembros de Red Hot Chili Peppers, el bajista Flea y el guitarrista John Frusciante.

Este disco de rock progresivo y space rock fue continuado por otros álbums de similares características, “Frances the mute” (2005), “Scab Dates” (2005), “Amputechture” (2006) o “The Bedlam in Goliath” (2008).

Al margen de estos discos como Mars Volta, Omar Rodriguez Lopez ha grabado un buen número de trabajos como solista: “Omar Rodríguez” (2005), “Se dice bisonte, no búfalo” (2007), The Apocalypse Inside of an Orange” (2007) y “Calibration” (2008).

El último disco de Mars Volta es “Octahedron” (2009).

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Banda clave dentro de la psicodelia y el acid-rock desarrollado en la zona californiana de San Francisco, los Jefferson Airplane lideraron las posturas vitales del hippismo, establecieron en su lírica combativos y críticos postulados ideológicos en contra de las usuales pautas de conducta sociales estadounidenses y enarbolaron la bandera de una juventud hastiada de un contexto político con el que no se sentían identificados.

La idea de formar a los Jefferson Airplane (nombre procedente del intérprete de blues Blind Lemon Jefferson) partió de Marty Balin, un cantante de delicada vocalidad que había estado en el grupo The Town Criers y que su apego a la música folkie le había llevado a compartir amistad con el guitarrista Paul Kantner.

En verano de 1965 a Balin y Kantner se les unieron la cantante Signe Anderson, el guitarrista y vocalista Jorma Kaukonen, el bajista Jack Casady (anteriormente estuvo brevemente Bob Harvey) y el batería Skip Spence (que sustituyó a Jerry Peloquin). Spence, que había intentado sin fortuna incorporarse como guitarrista al grupo Quicksilver Messenger Service y tras participar en el primer disco de los Jefferson Airplane abandonaría el grupo para fundar Moby Grape.
Ese primer disco sería “Takes off” (1966), trabajo que publicarían tras firmar con la RCA y conseguir un importante seguimiento popular gracias a sus directos en el Club Matrix, propiedad de Marty Balin.
Este album debut es un Lp de tendencias folk-rock dominado por Balin que pasó bastante inadvertido entre el público en general, aunque entraría en listas en el puesto número 128.
Tras su publicación, Spence dejaría el grupo, al igual que la vocalista Signe Anderson, quien sería sustituída por Grace Slick, antigua componente de Great Society. El lugar en la batería lo ocuparía Spencer Dryden, ex miembro de The Ashes.

El debut de Slick con la banda sería el fundamental “Surrealistic Pillow” (1967), probablemente el trabajo más famoso de los Jefferson Airplane, que conseguiría triunfar en sencillo gracias a dos composiciones que Grace había escrito en su época de Great Society, “Somebody to love” (número 5) y “White rabbit” (número 8).
Este disco abrazó apariencias más psicodélicas sin perder un vistazo al folk-rock, convirtiendose en una de las obras más clásicas del período lisérgico con sus materias sobre drogas y hedonismo sexual.
La espléndida vocaldad de Grace Slick y las composiciones más complejas y maduras les llevaron a ocupar puestos de privilegio en el box office americano, consiguiendo llegar hasta el top 3.
1967 supuso un gran año para la banda pues triunfaron en el festival de Monterrey y publicaron un segundo disco, que acentuaba aun más su carácter psicodélico, “After Bathing at Baxter’s” (1967), un disco experimental menos comercial que el anterior (aún así alcanzaría el puesto 17) y de menor entidad en su conjunto, pero para nada desdeñable, pues contiene grandes canciones como “The ballad of you, me and pooney”, “Martha”, “Rejoyce” o “Watch her ride”.
“Crown of creation” (1968) fue otro excelente trabajo que los elevó hasta el número 6 de las listas de ventas. Además de los singles “Greasy heart” y “Lather”, “Crown of creation” contenía el tema “Triad”, pieza escrita por David Crosby para los Byrds que éstos no incluirían en su tiempo en ninguno de sus discos (aunque ahora puede ser degustada en los bonus tracks de la reedición del “Notorious Byrd Brothers”).

Tras el directo “Bless It’s pointed little head” (1969) Jefferson Airplane presentó otro de sus Lps importantes, “Volunteers” (1969), álbum muy politizado con la guerra del Vietnam revoloteando en el ambiente.
El disco es un estupendo trabajo que contó con la participación del famoso pianista y conocido músico de sesión Nicky Hopkins. Las combativas letras del álbum que provocaron enfrentamientos con los gerifaltes de la RCA no menoscabaron finalmente el potencial de la obra, que consiguió subir hasta el puesto 13 en listas de ventas.

Sus actuaciones en Woodstock y Altamont culminaron una década revolucionaria a nivel social y cultural en la que el grupo tomó parte activa. Por esa época, Jorma Kaukonen y Jack Cassidy formaron un grupo paralelo al que denominaron Hot Tuna.
La marcha del batería Spencer Dryden, que fue sustituído por Joey Convington (compañero de Kaukonen y Casady en Hot Tuna) y la llegada del violinista Papa John Creach trajeron nuevos aires al grupo que por desgracia no volvería a conseguir los logros de glorias pretéritas.

Paul Kantner y Grace Slick, que formaban pareja sentimental, fueron perdiendo interés por la banda como conjunto mientas que Marty Balin abandonó el grupo y la pareja Kaukonen y Casady se involucraban más en el citado proyecto de Hot Tuna.
Kantner publicó el disco “Blows against the empire” (1970) bajo el nombre de Paul Kantner and the Jefferson Starship, un trabajo que le reportó estimables ventas y aceptables resultados críticos.
“Bark” (1971), “Long John silver” (1972) y el directo “Thirty seconds over winterland” (1973) fueron Lps de escasa entidad publicados en su propio sello Grunt; la desilusión del conjunto y estos melifluos trabajos provocaron la separación final de Jefferson Airplane.
En el segundo disco tocaba la batería el antiguo componente de los Turtles John Barbata, que había entrado en el grupo tras la marcha de Covington. Otra de las incorporaciones fue el cantante David Freiberg, ex miembro de Quicksilver Messenger Service.
Posteriores entradas y salidas en la banda y el cambio de nombre a Jefferson Starship y Starship continuó la senda de un grupo que ya distaba mucho de los primeros y esenciales Jefferson Airplane, quienes se reunirían en 1989 para grabar y girar de nuevo, aunque con escasa repercusión.

Read Full Post »

Si te gustan los sonidos de las legendarias bandas psicodélicas y de acid-rock de la Costa Oeste de los 60 como Jefferson Airplane, Quicksilver Messenger Service o The Electric Prunes, nada mejor que intentar hacerse con el único álbum de esta banda californiana, Ivory, un grupo surgido a finales de los años 60 que estaba compuesto por la cantante Chris Christman, el guitarrista y vocalista Kenny Thomure y el teclista y vocalista Mike McCauley.

La simiente del grupo se ubica en la localidad de Boron, California, sitio en el cual dos amigos de instituto, Kenny y Mike, deciden formar varios combos con la única pretensión de tocar música rock. Cuando acaban sus estudios se largan con su guitarra y su teclado a Los Angeles en donde pretenden tomar más en serio su carrera musical. Allí conocen a la rubia Chris Christman, quien termina uniéndose al proyecto.
El terceto comienza a girar por la zona y en 1968 firma con el sello Tetragrammaton y bajo los auspicios de los productores Les Brown y Al Schmitt, quien había producido a Sam Cook o Jefferson Airplane y colaborado con el mismísimo Henry Mancini, graban el disco lisérgico “Ivory” (1968), un álbum con excelentes temas como “Silver Rains”, “A thought”, “A light” o “Last Laugh”.
La falta de repercusión de este sobresaliente Lp y la marcha de McCauley a la guerra del Vietnam derivó en la separación del grupo. Chris proseguiría en solitario sin demasiado éxito.

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

.

Importante grupo de acid rock estadounidense, formado a mediados de los años 60 en San Francisco por el cantante Country Joe McDonald (nacido el 1 de enero de 1942) y el guitarrista Barry “The Fish” Melton.
Ambos estaban inmersos en movimientos izquierdistas, pues la familia de McDonald siempre había tenido simpatías con el comunismo y su hijo fue un fustigador de la política estadounidense de la época, comenzando por sus acerbos escritos en un periódico universitario editado en Berkeley.

Melton, por su parte, se había significado por sus protestas contra los movimientos bélicos, en especial la guerra del Vietnam.
Influenciado por Bob Dylan, Joe McDonald comenzó actuando como artista folk y al conocer a Barry Melton formaron la Instant Action Jug Band.
Tras grabar una serie de Eps con sonidos folkies en el que incluían su tema más popular, el alegato anti-vietnam “I- fell-like-I’m-fixin’-to-die”, expandieron su acústica hasta posiciones más psicodélicas en su imprescindible Lp debut “Electric Music for the Mind and Body” (1967), disco en el que se incorporaron a la banda el bajista Bruce Barthol, el teclista y guitarra David Cohen y el batería Gary “Chicken” Hirst.
Las diatribas políticas y sociales se encontraban con cuitas amorosas y canciones sobre drogas en un album psicodélico de tenues aromas orientales. El sencillo del álbum fue “No so sweet Martha Lorraine”.
Su siguiente disco grande fue el excelente “I feel like I’m fixing to die” (1967), otro álbum caracterizado por sus constantes sonoras y temáticas, que contenía los singles “Janis” (dedicado a Janis Joplin) y “Who am I”, además de su tema más popular, homónimo del álbum.

En 1968 publicaron “Together” (1968), un disco más ecléctico en el que participaron con mayor intensidad los restantes miembros de la banda, ya que los dos primeros habían sido dominados por Country Joe McDonald.
El resultado fue inferior a sus pretéritas obras y abrió el camino para una ruptura, que se confirmó tras “Here we are again” (1969), un buen trabajo en el que incorporaban una sección de viento y “CJ” (1970), discos que no concencieron a Melton y McDonald, únicos miembros originales de la banda que todavía permanecían en el grupo en la grabación del último Lp, tras unirse a la banda el bajista Doug Metzner, el teclista Mark Kapner y el batería Greg Dewey.

En 1970 se separaron, prosiguiendo McDonald una carrera como cantautor que había iniciado en 1969 con la grabación de “Thinking of Woody Guthrie” y con una famosa actuación en el Festival de Woodstock. Barry Melton estudió derecho y también empezó su propia trayectoria en solitario.

Read Full Post »

Older Posts »