Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘FOLK POP’

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cuarteto estadounidense de los años 60, The Vogues practicaban un pop vocal deudor tanto de los primeros grupos de la Invasión Británica como del Brill Building Pop, incidiendo también en sonidos folk-rock con ejecuciones siempre singularizadas por su distinción vocal.

El grupo, procedente de la localidad de Turtle Creek, en Pennsylvania, se formó en 1960, compuesto por Bill Burkette, Don Miller, Hugh Geyer y Chuck Blasco. En principio se hacían llamar The Val-Airs, pero tras grabar el single “Laurie, My Love” en el sello Coral Records, decidieron rebatutizarse como The Vogues cuando firmaron con la compañía Blue Star Records.

En 1965 y regrabado en Co & Ce Records, los Vogues publicaron “You’re the one”, un tema de Petula Clark, que la cantante inglesa co-escribió con Tony Hatch. El tema, realizado con huellas de los Searchers, Turtles o Fortunes que consiguió un excelente resultado comercial, consiguiendo llegar hasta el puesto 4 en las listas estadounidenses gracias a la calidad de la composición y a la experta combinación de voces barítonas (Burkette y Miller) y de tenor (Geller y Blasco) que caracterizaban al grupo.
La continuación sería el excelente “Five o’clock world”, un corte folk-rock escrito para el grupo por Allen Reynolds que volvería a ocupar el número 4 en el Billboard en el año 1966. La canción sería versionada posteriormente por gente como Julian Cope, Hal Ketchum o los Proclaimers.

En 1966 los Vogues sacarían al mercado temas como “Magic Town” (número 21), composición de Barry Mann y Cynthia Weil, “Please Mr. Sun” (número 48), cover the Johnny Ray, “That’s the tune” (número 99) y “The land of milk and honey” (número 29), tema escrito para los Vogues por la pareja de compositores de John Hurley y Ronnie Wilkins, los mismos que le compusieron a Dusty Springfield su famoso tema “Son Of A Preacher Man”.
La canción “That’s The Tune”, compuesta para el cuarteto americano por el miembro de las bandas bubblegum Ohio Express y 1910 Fruitgum Company, Joey Levine, y su compañero de fatigas en la escritura de canciones Artie Resnick, sería versionada por P. J. Proby.

Tras este descenso en ventas, los Vogues, después del single “Brighter Days”, no retornarían al mundo del disco hasta 1968, época en la que publicaron en Reprise el exitoso single “Turn around, look at me” (número 7), escrito a comienzos de los años 60 por Jerry Capehart y cantado por primera vez por Glen Campbell. Posteriormente, y antes de los Vogues, lo harían los Bee Gees.
En Reprise publicarían preferentemente versiones de antiguos éxitos.
En octubre de 1968, los Vogues publicaron “My special angel” (número 7), versión de Bobby Helms. “Till” (número 27), adaptación del girl group The Angels, y “Earth Angel” (número 42), una revisitación del tema de los Penguins, “No, not much”, de los Four Lads, “Hey, that’s no way to say goodbye” de Leonard Cohen o “Since I don’t have you” del grupo doo wop The Skyliners fueron algunos de sus sencillos antes de su salida del mainstream.

Anuncios

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Grupo psicodélico procedente de la ciudad de Los Angeles. Formado en 1968, estaba compuesto por la joven cantante de diecisiete años Nancy “Nansi” Nevins, el bajista Fred Herrera, el teclista Alex Del Zoppo, el flautista Albert Moore, el cello August Burns, el batería Alan Malarowitz (también participó en su primer disco Rick Fataar) y el percusionista Elpidio “Pete” Cobian.
Su sonoridad estaba muy cercana a la ofertada por bandas como Jefferson Airplane (la voz de Nansi es muy similar a la de Grace Slick), Quicksilver Messenger Service o It’s a beautiful day, engrandeciendo en ciertos momentos su californiano rock lisérgico y folk-pop melódico de bellas armonías vocales con inclinaciones jazzísticas y clásicas.
Tras actuar por la ciudad angelina, fueron oteados por Harvey Gerst, quien se convirtió en su representante, consiguiéndoles un contrato con Reprise, en donde publicarían su Lp debut.
“Sweetwater” (1968), disco producido por Dave Hassinger (ingeniero de los Rolling Stones, Seeds, Jefferson Airplane, Crosby, Stills & Nash o Sam Cooke y productor de Grateful Dead o Electric Prunes), contiene algunos de los temas más conocidos de la banda, como “What’s wrong” (primer single), “My Crystal Spider”, “In a rainbow”, “For Pete’s Sake”, “Here we go again” o la tradicional “Motherless child”, recayendo el mayor peso compositivo en el teclista Del Zoppo. La mayor parte de las guitarras que suenan están tocadas por R. G. Carlyle.

Su mayor éxito a nivel popular lo consiguieron en Woodstock, inaugurando con su actuación el mítico festival.
Asimismo, aparecieron en diversos conciertos junto a importantes bandas y solistas de la época, como The Who, Crosby, Stills & Nash, The Doors, Frank Zappa, Jimi Hendrix Experience o Grateful Dead.
Sin embargo, la desgracia se cebaría en el seno de la banda, cuando su vocalista Nansi sufrió un accidente de coche con un conductor borracho, que la dejó en coma, afectándole también de forma grave a sus cuerdas vocales.
Con la baja física de su cantante principal, Sweetwater grabó su segundo Lp, “Just for you” (1970), un trabajo de menor enjundia que su debut en el que aún seguía apareciendo la voz de Nansi.
Producido por Chris Huston (ingeniero de bandas como War, H. P. Lovecraft o Charity), presentaba los singles “Just for you” (cara b “Look out”) y “Day Song” (cara b “Without me”), ambos escritos por la propia Nevins.
“Melon” (1971) era un irregular album producido por el bajista Fred Herrera (quien había sido el responsable de los arreglos de los discos anteriores), que contenía el sencillo “Join the band”. Supuso el fin de la carrera de Sweetwater, hasta su reunión en 1995 para volver a actuar en la segunda edición de Woodstock.
Previamente, Nansi había publicado un disco en solitario en 1975, titulado “Nancy Nevins” (1975), que no lograría demasiada repercusión.

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Grupo de folk-pop australiano, de gran éxito en Gran Bretaña, país en el cual se codearon en las listas de ventas con las legendarias figuras de mitad de los 60 gracias a su disposición acústica desarrollada en piezas folk tradicional de agradable facturación melódica y buen trabajo en armonías vocales, deudora de los primeros sonidos de Simon & Garfunkel o el trío Peter, Paul & Mary.
Procedentes de una banda denominada The Escorts, The Seekers se formaron en 1963, estando integrados por la vocalista Judith Durham (nacida el 3 de julio de 1943 en Melbourne), con experiencia en la música jazz, gospel, blues y folk, el bajista y vocalista Athol Guy (nacido el 5 de enero de 1940 en Victoria), el cantante y guitarra de 12 cuerdas Keith Potger (nacido el 2 de marzo de 1941 en Sri Lanka) y el guitarrista y vocalista Bruce Woodley (nacido el 25 de julio de 1942 en Melbourne).
En 1963 publicaron en Australia su primer disco, titulado “Introducing The Seekers” (1963), un album en el cual no aparecía en la portada Keith Potger (apareciendo el guitarrista Ken Ray), por incompatibilidades laborales, ya que trabajaba en una radio gubernamental y ese puesto no le permitía dedicarse a otras tareas profesionales, por lo que tuvo que ausentarse de la fotografía, que no de la elaboración del disco.

El Lp estaba compuesto casi enteramente por ellos, a excepción de algunos covers de Pete Seeger y Lee Hays. Este primer trabajo sería publicado en el Reino Unido en la Decca como “The Seekers”.

En 1964, los Seekers se trasladaron a Gran Bretaña, país en el cual publicarían el Lp “Roving with The Seekers” (1964), un disco editado por el sello World Record Club titulado en Australia “The Seekers”. Representados por el mánager Eddie Jarratt y tras grabar en World Record Club el disco “Hide & Seekers” (1964), el grupo australiano conoció a Tom Springfield, miembro del grupo The Springfields y hermano de Dusty Springfield.

Tom les consiguió un contrato con la EMI y les escribió el sencillo “I’ll never find another you”, una canción producida por el propio Springfield que los Seekers publicaron en noviembre de 1964, alcanzando el número 1 en las listas británicas en febrero de 1965., el número 4 en el Billboard y el número 1 en su país de origen.
El encuentro con Tom Springfield fue crucial para los Seekers, ya que éste les aportó un sentido de la melodía pop a sus clásicas composiciones folk, siendo los mejores temas de su carrera las canciones escritas por Springfield, junto a piezas compuestas por el genio Paul Simon.
En 1965 lograrían de nuevo gran trascendencia comercial con “A world of our own”, otro tema de Springfield que alcanzó lo más alto en Inglaterra, al igual que “The Carnival is Over”, una triste balada escrita por Tom.
“A World of our own” (1965) sería el disco grande de la banda en su año más triunfal.

El folk-pop de los Seekers recaía mucho más en el folk que en el pop, todo lo contrario que otros nombres de la época, como Peter & Gordon o Chad & Jeremy, cuya sonoridad, de naturaleza folk, descansaba en las resonancias beat de la Invasión Británica.
Uno de sus mejores temas fue el single “Someday One Day”, canción escrita por Paul Simon y publicada en 1966, que llegó al puesto 11 en Gran Bretaña, retrocediendo en ventas con sus pretéritos sencillos. Tendría que ser otro corte de Springfield, la preciosa balada “Walk with me” (número 10), la que les volvería a colocar entre el Top 10 británico.

“Morningtown ride”, un tema de aromas country escrito por Malvina Reynolds los llevó de nuevo al número 1 a finales de 1966.
El Lp “Come the day” (1966) es uno de sus trabajos más interesantes, con versiones de los Beatles (“Yesterday”) y un buen catálogo de composiciones folk, con covers de Pete Seeger y temas propios escritos por el guitarrista Bruce Woodley y Paul Simon, como “Red Rubber Ball” (más tarde un gran éxito para The Cyrkle) o “I wish you could be here”.
La canción estrella del album fue “Georgy Girl”, una rítmica pieza escrita por Springfield y Jim Dale para que sonara en la película “La soltera retozona” (1966), comedia dirigida por Silvio Narizzano y protagonizada por James Mason y Lynn Redgrave.
El tema, uno de los mejores de su catálogo, se publicó en 1967 y llegó al número 2 en Gran Bretaña y al número 1 en los Estados Unidos.
Sería su último gran éxito mundial, ya que tras “When will the good apples fall” (número 11), jamás conseguirían entrar entre los puestos altos de los charts de ventas, en parte porque a finales de década la música folk estaba perdiendo fuelle en su faceta comercial.
Sus postreros Lps fueron “Seen in green” (1967), un disco con portada más moderna en consonancia con la época psicodélica y el directo “Live at the talk of the town” (1968).
En verano de 1968 los Seekers se separarían, alcanzando el puesto número 1 en Lps con el recopilatorio “The Best of Seekers” (1968), album publicado cuando el grupo ya estaba disuelto.
En el siguiente decenio, Poger retornaría con The New Seekers, un conjunto derivado de los Seekers pero con trazos más pop que folk y sin menor trascedencia, al margen del éxito de su primer single, “I’d like to teach the world to sing”, que llegó al número 1.
The Seekers volverían a reunirse con Louisa Wisseling como vocalista, aunque Judith Durham regresaría al seno de la formación para giras de carácter nostálgico.

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Grupo inglés liderado por el cantante y guitarrista Chris Simpson. Surgido a finales de los años 60, practicaban un plácido folk-pop progresivo con melodías bellamente arregladas y producidas.

Sus primeros pasos fueron dados en 1969, cuando en la ciudad británica de Yorkshire, Chris Simpson (nacido el 13 de julio de 1942) se unió al cantante Glen Stuart y al guitarrista australiano Lyell Tranter para conformar un terceto folk al que llamaron Magna Carta. Su refinada y exquisita sonoridad acústica fue la base de “Magna Carta” (1969), disco debut aparecido en el sello Mercury.

Posteriormente ficharon por Vertigo y publicaron dos de sus mejores LPs, “Seasons” (1970) y “Songs from Wasties Orchard” (1971), producidos por Dus Gudgeon y arreglados por Tony Visconti.
En ambos participaban el teclista Rick Wakeman y el estupendo guitarrista Davey Johnstone, quien se incorporó oficialmente a la banda en “Song from Wasties Orchard” tras la marcha de Tranter.

Después de la publicación del disco en directo “In concert” (1972), Johnstone dejó el grupo para trabajar como guitarrista de Elton John.
Su reemplazo sería Stan Gordon, con quien publicarían el álbum “Lord of the ages” (1973), otro excelente disco con las constantes, folk melódico con elementos progresivos, del grupo. En “Lord of the ages”, álbum producido por Tony Cox, intervino como músico de sesión el bajista Graham Smith, quien se añadiría a Magna Carta para conformar un cuarteto que en breve se reduciría a dúo, ya que el recién llegado Smith y Stan Gordon abandonarían en breve la formación.

Tommy Hoy (ex miembro de la Natural Acoustic Band) se uniría a Simpson y a Stuart para grabar “Took a long time” (1976), disco al que prosiguieron Lps como “Martin’s Cafe” (1977) o “Prisoners on the line” (1978), trabajos en los que el grupo tendía a sonidos más rockeros.
Este rumbo musical, mucho menos interesante y original que lo ofertado en sus inicios, no contentaba a Glen Stuart, quien decidió abandonar la música en 1976 para inaugurar una tienda de animales.
Con Chris Simpson a la cabeza, Magna Carta, sufriendo numerosos cambios en la formación (por el grupo pasó gente como Nigel Smith, Robin Thyne, Pick Withers o Lee Abott) continuó durante las siguientes décadas publicando y girando por todo el mundo. Una de las nuevas incorporaciones a la banda sería Linda Taylor, guitarrista y cantante con la que Chris terminaría contrayendo matrimonio en el año 1990.

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cantante de pop y folk británica procedente de Gales. Logró gran notoriedad en el Reino Unido a finales de la década de los 60, principalmente por su asociación artística con Paul McCartney.

Mary Hopkin nació el 3 de mayo de 1950 en la población galesa de Glamorganshire.

Inició en 1967 su trayectoria musical como vocalista de un grupo folk llamado Selby, Set & Mary.
La famosa y delgada modelo Twiggy puso en contacto a Mary con McCartney, quien le firmó para el sello Apple en 1968, convirtiéndose en su mentor y productor.

Mary había llamado la atención de Twiggy cuando aquella participaba en un concurso televisivo para artistas noveles llamado “Opportunity Knock”, en donde cantó y ganó con “Turn Turn Turn”, un tema que después sería cara b de su primer y triunfal single.
Ese single debut fue la canción de raíces ucranianas, escrita por Gene Raskin, producida y arreglada por Macca, “Those Were The Days”.

La canción se convirtió en un enorme éxito en las Islas Británicas, desbancando a los propios Beatles del número 1 que disfrutaban con su tema “Hey Jude”.

McCartney le escribió su segundo sencillo, “Goodbye”, y le produjo su primer LP, “Post card” (1969), un álbum de tendencias folk y pop en el que versionaba a Harry Nilsson y a Donovan en tres ocasiones.

También se incluía una pieza compuesta por George Martin, “The Game”, y varios clásicos escritos por los hermanos Ira y George Gershwin, y por Irving Berlin.

El éxito comercial se prorrogaría con el LP, que llegó al número 3 en los chars ingleses, y con “Goodbye” (número 2).

Cuando el sello discográfico de los Beatles entró en bancarrota, la carrera de Mary siguió la misma fortuna a pesar de grabar vinilos interesantes como “Earth Song, Ocean Song” (1971), producido por Tony Visconti, colaborador de T. Rex y David Bowie.

Visconti se casó con Mary Hopkin el mismo año de la publicación del segundo disco grande de la intérprete galesa.

Un año antes, en 1970, había grabado un par de sencillos que cosecharon bastante repercusión comercial, como “Temma Harbou” (número 6) y “Knock Knock, Who’s There?” (número 2), ambos producidos por Mickey Most.
El último single citado adquirió gran popularidad ya que participó en el Festival de Eurovisión de 1970, quedando en segunda posición tras la irlandesa Dana.

Después de su enlace matrimonial con Tony Visconti, Mary Hopkin se retiró de la industria musical para volver con posterioridad sin demasiada resonancia.

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Al estilo de dúos folk pop de los años 60 como Peter and Gordon, Simon and Garfunkel o Chad and Jeremy, los noruegos Erlend Oye y Eirik Glambek Boe unieron sus voces en armonías y melodías que también poseen ciertas resonancias bossa nova con expresiones melancólicas, delicadas y sofisticadas.

Kings Of Convenience es un proyecto creado en Bergen, una importante ciudad de Noruega en la que Erlene y Eirik comenzaron a tocar formando parte de Skog, un grupo tan influenciado por el pop 60’s como por los sonidos de Joy Division.
Tras la publicación de un EP titulado “Tom Tids Tale” (1996) la banda decidió romper. Eirik se centró en sus estudios universitarios de Psicologia y Erlend se trasladó a Inglaterra para probar fortuna en la escena rock de la capital británica. Sin suerte, regresó a su país y volvió a hacer equipo con Eirik para crear Kings Of Convenience.

Después de darse a conocer en directo, el dúo consiguió un contrato discográfico con Astralwerks, sello que les editó su debut, “Quiet Is The New Loud” (2001), un álbum producido por Ken Nelson que incluía los singles “Winning A Battle, Losing The War” y “Toxic War”.

El mismo año de “Quiet Is the New Loud”, Kings Of Convenience publicaron un disco con nuevas mezclas electrónicas de las canciones de su debut titulado “Versus” y un EP, “Magic In The Air”, en donde realizaban una versión de la canción “Manhattan Skyline” de sus paisanos A-Ha.

En la portada de “Quiet Is The New Loud” aparecía junto al dúo Ina Grung, modelo y novia de Eirik que volvió a mostrarse en su segundo álbum, “Riot On Empty Street” (2004), disco que ensanchó su audiencia, principalmente en el continente europeo. Un año antes de “Riot On Empty Street” Erlene Oye había debutado en solitario con “Unrest” (2003), disco en donde mostraba sus tendencias electropop.

Erlene creó un proyecto paralelo a Kings Of Convenience con base en Berlín, Alemania, llamado The Whitest Boy Alive, grupo que ha editado dos discos desde su gestación, “Dreams” (2006) y “Rules” (2009).

“Declaration Of Dependence” (2009) es el último trabajo de Kings Of Convenience.

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Quinteto pop de Finlandia compuesto por la cantante y teclista Reeta-Leena Korhola, el guitarrista Miika Collianders, el bajista e impulsor del proyecto (también es el arreglista y el productor) Marko Nyberg, el batería Anssi Sopanen y el teclista Ville Riippa.

Surgieron en Helsinki en el año 2002 y sus influencias tanto proceden de los nombres clásicos del pop 60’s (en especial el folk-pop y los girl groups) o la new wave de finales de los 70, comienzos de los 80, como de la música ambient o las bandas sonoras cinematográficas. Podrá gustar a los degustadores de Saint Etienne, Ivy, Cardigans, Stereolab o Moonbabies.
También en sus texturas sónicas de tono melancólico tiene importancia el escenario natural finlandés que les rodea.

“Country Falls” (2004), álbum con temas como “Sweet Little Kitten” o “Gasoline Girl”, fue su disco debut, un álbum ambient-pop que les abrió las fronteras de su país y les llevó a actuar en el Lollapalooza.

Tres años después editarían su segundo disco grande, “Ghost Is Not Real” (2007), un trabajo presentado con el single “Nightless Night”.

Read Full Post »

Older Posts »