Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘FOLK ROCK’

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tracy Chapman (n. Cleveland, Ohio, 30 de marzo de 1964) es una cantante estadounidense ganadora de variospremios Grammy y conocida por el éxito de canciones como “Fast Car”, “Talkin’ Bout a Revolution”, “Baby Can I Hold You” y “Give Me One Reason”.

Nacida en Cleveland, Tracy Chapman comenzó a tocar la guitarra y a escribir canciones con tan sólo 11 años. Fue aceptada en la organización orientada a reclutar niños afrodescendientes con aptitudes para destacar en diferentes campos, por lo que entró a estudiar en la Wooster School y posteriormente en la Tufts University de Medford,Massachusetts.

En 2004, la Tufts University le concedió el título de Doctor honoris causa.

Durante sus estudios universitarios, Chapman comenzó a tocar en la calle y en cafés de la ciudad de Cambridge enMassachusetts. Tras su graduación fichó por la compañía Elektra Records, lanzando el disco Tracy Chapman en1988. El álbum fue muy bien acogido por la crítica, y ella comenzó una gira donde fue captando a un gran número de fans. Tras su actuación en el concierto homenaje a los 70 años de Nelson Mandela, la canción Fast Carcomenzó a subir en las listas americanas hasta alcanzar el Top 10. El álbum alcanzaría ventas elevadas llegando al disco de platino y Tracy lograría tres grammys en la edición de ese año.

Su siguiente álbum Crossroads lanzado en 1989 tuvo menos éxito comercial que su predecesor y para el siguienteMatters of the Heart Chapman preparó una gira en recintos de poca capacidad para recalcar el aire intimista del disco. Para sorpresa de la industria musical su cuarto álbum New Beginning, fue todo un éxito comercial que llegó a vender 3 millones de copias tan sólo en Estados Unidos. Este álbum incluía el hit Give Me One Reason que ganó elGrammy a la mejor canción de Rock del año y se convirtió en el single de mayor éxito de Chapman hasta la fecha. El siguiente álbum fue Telling Stories editado en el año 2000, y que supuso un giro hacia el rock frente al sonido folk dominante en los discos precedentes. Del disco el single Telling Stories fue muy difundido en las radiodifusoras europeas. Su sexto disco fue Let It Rainlanzado en 2002. En septiembre de 2005 lanzó el disco Where You Live y en noviembre de 2008, Our Bright Future.

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Banda estadounidense de pop y folk-rock, que establecían un sonido muy parecido al ofertado por los Lovin’ Spoonful.

Surgidos en la ciudad de Boston a mediados de los años 60, los Youngbloods estaban liderados por el bajista y cantante Jesse Colin Young, quien junto al guitarrista Jerry Corbit, el teclista Lowell Levinger (más conocido por Banana) y el batería Joey Bauer comenzaron su andadura por los clubes de la citada localidad de Massachussets y por el circuito folkie de Nueva York.

Anteriormente Jesse Colin Young (cuyo nombre real era el de Perry Miller) ya había probado fortuna en solitario grabando dos Lps, el segundo titulado precisamente “Youngbloods”, nombre que le valdría para bautiza a su nuevo proyecto.
El primer trabajo como grupo fue el sencillo “My Babe”, tema que pasaría totalmente desapercibido en las tiendas de discos. Con posterioridad dos estimables Lps producidos por Felix Pappalardi titulados “The Youngbloods” (1967) y “Earth Music” (1967) que contenían dos de sus temas más populares, el sencillo “Grizzly Bear” (número 52) y la canción compuesta por Dino Valenti “Get together”, anteriormente interpretada por Jefferson Airplane.

La adopción por parte de la comunidad hippie como himno de este último tema supuso que los Youngbloods cambiasen de residencia, trasladandose de costa a costa e instalandose en California, lugar en el cual publicarían “Elephant Mountain” (1968), su Lp más recordado junto a “The Youngbloods”.
Antes de cambiar Nueva York por San Francisco, el guitarrista Jerry Corbitt había abandonado la formación en plenas sesiones de grabación para iniciar una carrera en solitario. Aunque no tuvo tampoco demasiada aceptación comercial (número 118), el disco repleto de pop, folk y psicodelia se convirtió en uno de los más interesantes de su época, con grandes canciones como “Darkness, darkness”, “Smug”, “Beautiful” o “Sunlight”.
Aquí terminaría la mejor etapa de los Youngbloods, pues poco después con la incorporación del guitarrista Michael Kane y ya grabando en su propio sello discográfico llamado Raccoon no lograrían acercarse a su sonido más inspirado.

Varios de esos trabajos fueron mediocres discos en directo como “Rock Festival” (1970) o “Ride the wind” (1971).
En 1972 se separaron, prosiguiendo Young su andadura en solitario que le reportaria un notable respeto entre los aficionados al folk. Los tres restantes crearían la nueva formación Banana & The Bunch, que pasaría sin pena ni gloria tanto a nivel comercial como artístico.

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Más parecido a Tom Petty y Bruce Springsteen que a su propio padre Bob Dylan (de quien por supuesto también toma inspiración), la música de Jakob Dylan y su banda, los Wallflowers, recoge como inspiración trazas del clásico rock’n’roll, el folk-rock y el country-rock, desarrollando una arquitectura compositiva de espíritu clásico y tradicional, honesta, poética, reflexiva, de fácil asimilación radiofónica.

Jakob Dylan nació el 9 de diciembre de 1969 en Nueva York (Estados Unidos). Fue criado por su madre, la modelo Sara Lowndes, después de que ésta y Bob Dylan se separaran a mediados de la década de los 70.
En 1990 decidió dedicarse a la música en compañía del guitarrista Tobi Miller, el bajista Barrie Maguire, el batería Peter Yanowitz y el teclista Rami Jaffee.
El mismo año en que Jakob se casaba con su novia Paige apareció editado su primer LP, “The Wallflowers” (1992), un disco editado en la Virgin. El álbum, con una orientación directa y clásica, ausente de modernidades, y compuesto por piezas largas, estaba producido por Paul Fox (ex miembro del grupo punk Ruts), Andrew Slater y el mismísimo Paul Weller. Contenía piezas como “Shy of the moon”, “Honeybee”, “Sidewalk Annie” o “Ashes to ashes”.

El álbum no encontró demasiado apoyo promocional y en la banda se produjo una estampida de varios de sus componentes, que mantuvo en zozobra al grupo durante unos años. Para el siguiente LP, Dylan y Jaffee se hicieron acompañar por el guitarrista Michael Ward, el bajista Greg Richling y el batería Mario Calire.
En Interscope Records lograron ser aceptados y allí T-Bone Burnett, afamado cantautor que había tocado en discos de Bob Dylan, como el “Hard rain”, y producido a Elvis Costello o Tommy Keene, se puso al frente del estudio para grabar con los Wallflowers su disco revelación, “Bringing down the horse” (1996).
Este trabajo, con una perspectiva más comercial y actual que su debut, y con colaboraciones de Gary Louris de los Jayhawks o Mike Campbell de Tom Petty & The Heartbreakers, sonó con profusión en las radios internacionales hecho que, con el plus de la parentela de su vocalista y compositor, les concedió la popularidad con singles de éxito como “One headlight” o la balada “6th Avenue Heartache”.

No demasiado prolíficos a nivel compositivo, los Wallflowers tardarían cuatro años en retornar a las tiendas de discos, hecho que difuminó la fama otorgada por “Bringing down the horse”. “Breach” (2000), con “Sleepwalker”, “Some flowers never bloom”, “I’ve been delivered” o “Witness”, seguramente es mejor trabajo que el anterior, más maduro, más cetrino, pero la falta de promoción, en comparación con el previo, conllevó una mengua en ventas.
Las colaboraciones de este LP, co-producido por Andrew Slater y Michael Penn, volvieron a ser lujosas, con Frank Black, Elvis Costello y de nuevo Gary Louris acompañando a Dylan y sus compañeros.

En “Red letter days” (2002) Jakob trató, con intenciones claras de recuperación comercial, su rock tradicional con revestimientos sónicos más modernos “gracias” al trabajo de Bill Appleberry y Tobias Miller, pero los resultados fueron medianamente pasaderos. p> Al margen de sus influencias diáfanas en su ssonidos en sus versiones se pueden apreciar algunas querencias del hijo de Dylan. Así, algunos grupos y solistas versionados por los Wallflowers, con canciones incluidas en bandas sonoras de películas, son los Beatles, a los que versionaron “I’m looking through you” para “Yo soy Sam”, David Bowie, al que revisitaron con “Heroes” en “Godzilla”, los Bee Gees, con la versión de “I started a joke” en “Zoolander” o Van Morrison con “Into the mystic” en “American Pie: Menuda boda”. También participaron en un tributo a Warren Zevon con “Lawyers, Guns and Money”.

Su último trabajo discográfico es “Rebel, Sweetheart” (2005), disco producido por Brendan O’Brien.

En el año 2008 se editó el primer disco de Jakob Dylan en solitario, “Seeing Things”, un álbum con produccion de Rick Rubin.

Read Full Post »

Banda estadounidense de psicodelia y folk-rock surgida en California a mediados de los años 60, con similitudes sonoras con The Yardbirds, The Beau Brummels, The Byrds, The Beatles, Buffalo Springfield, Jefferson Airplane o West Coast Pop Art Experimental Band.

El grupo, procedente de San Francisco, estaba significado por contener en sus filas a una batería femenina, la también compositora y cantante Jan Errico, quien había iniciado su carrera como solista con el nombre de Jan Ashton. A su lado se encontraban el cantante Bob Bailey, el guitarra líder Bob Cole, el guitarra rítmico y teclista Ned Hollis y el bajista Rick Dey.

Después de actuar con éxito en el Morocco Room de San Mateo, los Vejtables consiguieron un contrato con Autumn Records para grabar sus primeros singles, debutando en 1965 con el excelente “I still love you”, un rítmico tema folk-rock compuesto por Errico que recordaba a los Byrds, Beatles, Buffalo Springfield o Beau Brummels y que entró en el Billboard en el puesto número 84. La cara b “Anything” estaba escrita por Bailey.

Antes de esta grabación Dey había dejado la banda para unirse a los Wilde Knights. Su sustituto sería Ron. Unos meses después de “I still love you” publicarían el sencillo “The last thing on my mind”, un cover de Tom Paxton (canción versionada también por gente como The Move o Marianne Faithfull) recibido con menos entusiasmo comercial que su primera canción.
En su breve período como banda, los Vejtables sufrieron múltiples cambios de formación. Algunos de los componentes que pasaron por el grupo fueron los guitarristas Reese Sheets, Jim Sawyers o Richard Fortunato o los bajistas Frank Smith y Bob Moseley. Este último dejaría el grupo para unirse a Moby Grape.

Antes de la entrada de Moseley la que se había marchado fue Jan Errico, quien dejó las baquetas para incoporarse a los Mojo Men. Su sustituta sería una batería llamada simplemente Kristy.
En 1966 apareció su tercer single, “Cold dreary morning”, su último tema publicado en Autumn. Los problemas económicos del sello llevó al grupo a la desaparición, hecho que se produciría tras su último sencillo, “Feel the music”, canción aparecida en el sello Uptown y que mostraba a las claras su evolución hacia postulados mucho más lisérgicos. Poco después los Vejtables terminarían separándose definitivamente.
En 1995 aparecería un recopilatorio publicado por Sundazed.

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Uno de los mejores grupos pop y folk-rock estadounidenses surgidos en los años 60. Los Turtles se crearon en Los Ángeles en 1964 por varios amigos del instituto Westchester High que ya estaban tocando música surf en una banda denominada The Nightriders.

Los Nightriders eran un conjunto instrumental formado por el saxofonista Howard Kaylan (de apellido real Kaplan, nacido el 22 de junio de 1947 en Nueva York), el guitarrista Al Nichol (nacido el 31 de marzo de 1945 en Carolina del Norte), el bajista Chuck Portz (nacido el 28 de marzo de 1945 en Santa Mónica, California) y el batería Don Murray (nacido el 8 de noviembre de 1945 en Los Angeles).
Cuando se les unió un amigo de Kaylan llamado Mark Volman (nacido el 19 de abril de 1947 en Los Angeles) y el guitarra rítmica Jim Tucker (nacido el 17 de octubre de 1946 en Los Angeles) cambiaron su nombre por el de Crossfires.

Poco después no cesaban de actuar en los clubs angelinos, combinando una faceta pop tipo Invasión Británica con el folk-rock estilo Byrds y grabando canciones como “Fibreglass Jungle” o “Saints and the sidewalk surfer”.

En 1965 ficharon por el sello White Whale Records gracias al dueño de uno de esos locales en donde actuaban, Reb Foster, quien se convirtió en su representante.

Lo primero que quisieron los mandamás de White Whale era que se rebautizaran de nuevo. Foster les recomendó The Turtles y ellos, grandes amantes de la música de los Byrds, quisieron llamarse The Tyrtles, pero al final adoptaron el nombre inicial de The Turtles.

Al igual que los Byrds, los Turtles consiguieron darse a conocer gracias a versionar un tema de Bob Dylan titulado “It ain’t me babe”, una canción que se vendió muy bien y que se colocó muy alto en las listas americanas (número 8).

El magnífico LP “It ain’t me babe” (1965) no consiguió golpear demasiado el mercado musical pero por lo menos logró entrar en los charts. Su siguiente single, “Let me be”, alcanzó el puesto 29 y el tercero, “You babe” llegó al número 20. Su cuarto single fue “Grim Reaper of love” que fue su primer fracaso en ventas, al igual que su segundo disco grande titulado “You Babe” (1966) y el siguiente sencillo “Outside Chance”.

Tras estas frustraciones comerciales se produjeron varios cambios en la formación: el batería Don Murray fue sustituido por John Barbata y el bajista Chuck Portz fue reemplazado por Chip Douglas, quien estuvo poco tiempo, ya que posteriormente fue suplido por Jim Pons.
Esta nueva formación publicó el sencillo “Can I get to know you better”, que tampoco vendió demasiado. La resurrección comercial les llegaría con el siguiente single, “Happy Together”, un tema escrito por Alan Gordon y Gary Bonner, ex miembros de The Unkown Magicians que pronto volverían a componerles más singles de éxito.

“Happy Together” conquistaría el número 1 en EEUU y les haría populares en todo el mundo. La canción ilustraba a la perfección el sensacional sentido del ritmo del grupo y las asombrosas armonías vocales de Howard Kaylan y Mark Volman.

Las siguientes grabaciones en 45 r.p.m. “She’d rather be with me” (número 3 en EEUU y número 4 en GB), “You know what I mean” (número 12 en EEUU) y “She’s my girl” (número 14) asentaron al grupo en la élite del pop americano.

Antes de grabar el imprescindible Lp “Happy together” (1967) y tras una gira inglesa que no resultó muy satisfactoria, el guitarrista Jim Tucker abandonó los Turtles. El disco contenía parte de sus grandes éxitos y otros excelentes temas compuestos por Kaylan y Volman como “The Walking Song”, “Think I’ll Run Away” o “Person without a care”, esta última escrita por el guitarrista Al Nichol.
En el álbum también incluían el sencillo “Guide for the married man”, tema compuesto por John Williams que cantaban en la película del mismo título.

El recopilario “The Turtles Golden Hits” (1968) resultó ser su disco grande más vendido pero los sencillos siguientes no gozaron en demasía del favor del público: ni “Sound Asleep” (producido por ellos mismos) ni “The story of rock and roll” lograron entrar en puestos altos, todo lo contrario que “Elenore” un single escrito por Kaylan y Volman que logró penetrar en el Top 10 de gran parte de las listas mundiales.

Su siguiente y ambicioso Lp, “The Turtles presents the battle of the bands” (1968) en donde querían sonar como si fuesen diferentes bandas en sus once temas.

Presentaron el sencillo “You showed me”, un excelente tema de los Byrds, escrito por Gene Clark que llegó hasta el puesto número 6 en listas. “Turtle Soup” (1969) iba a ser el último y estimable disco de los Turtles.

Para producir el LP, Kaylan y Volman invitaron a Ray Davies de los Kinks, cosa que el británico aceptó de buen gusto. El resultado fue estimable pero las ventas no fueron buenas. Su último sencillo como grupo fue “Lady-O”, poco después los Turtles dejaron de existir oficialmente.

En 1970, Kaylan, Volman y Pons formaron parte de los Mothers of Invention, el conjunto de Frank Zappa.
Con posterioridad, Kaylan y Volman, que no podían utilizar el nombre de The Turtles por problemas legales grabaron bajo el nombre de Flo & Eddie (anteriormente Phlorescent Leech & Eddie), colaboraron también con sus estupendas voces en el éxito de Marc Bolan y su grupo T. Rex y en los años ochenta recuperaron el apelativo de Turtles para girar con éxito por su país.

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los seguidores de grupos como Caravan, Fairport Convention o Jethro Tull recibirán con los brazos (mejor dicho, con los oídos) abiertos a The Strawbs, una fenomenal banda británica de folk-rock progresivo con apuntes psicodélicos compuesta en sus inicios por el cantante y guitarrista Dave Cousins, el guitarra y vocalista Tony Hooper, el bajista Ron Chesterman y el mandolinista Arthur Philips.

También estuvo en este comienzo de andadura la vocalista Sandy Denny, quien después alcanzaría la fama con los Fairport Convention.

El grupo, derivado de un conjunto bluegrass denominado The Strawberry Hill Boys, debutó en vinilo en el sello Hallmark con el apreciable “All our own work” (1968), un disco grabado en Dinamarca que no vería la luz hasta el año 1973, cuando la rubia Sandy ya había dejado el grupo.

Tras su marcha y la ausencia también de Philips el terceto firmó con A&M y editó “Strawbs” (1969), un estupendo álbum aparecido el mes de mayo de 1969 y producido por Gus Dudgeon, quien pronto alcanzaría la fama al trabajar asiduamente con Elton John.
Entre sus temas destacan “The man who called himself Jesus”, “All the little ladies”, Tell me what you see in me” o “Oh how she changed”.

Después de este trabajo los Strawbs grabarían a finales del mismo año y como demo “Strawberry sampler number 1” (1969). Unos meses más tarde apareció “Dragonfly” (1970), un LP producido por Tony Visconti en el cual aparecía la violoncelista Claire Deniz.
El álbum, con el predominio compositivo, al igual que los discos anteriores, de Cousins, no cosechó el óptimo recibimiento crítico de “Strawbs” y pronto el ahora dúo, tras la marcha de Chesterman, se vio ampliado con la presencia de dos componentes de Velvet Opera, el bajista John Ford y el batería Richard Hudson.
Sin embargo la principal incorporación fue la del teclista Rick Wakeman, quien en breve se convertiría en uno de los principales focos del grupo. Wakeman, sin pertenecer oficialmente al grupo, ya había colaborado previamente con los Strawbs en la grabación de “Dragonfly”.

Esta nueva formación otorgaría mayor consistencia a los sonidos del grupo para grabar uno de sus mejores trabajos, “Just a collection of antiques and curios” (1970), Lp producido también por Visconti que incluía cortes como el single “Forever”, “Martin Luthers King’s dream” o “Temperament of mind”, una canción escrita por Wakeman.

La habilidad instrumental, los ambientes bucólicos, las hechizantes melodías, y las preciosas armonías vocales se repetirían en “From the witchwood” (1971), otro gran disco con temas tan sugerentes como “Witchwood”, sencillo del Lp, “Flight”, o “Glimpse of heaven”.

Después de este LP, que, al igual que el anterior, vendió en grandes cantidades en el Reino Unido, se produjo la marcha de Rick Wakeman para unirse a los populares Yes.
Su reemplazo fue el galés Blue Weaver, quien previamente había tocado junto a Amen Corner.

Aunque la marcha de Wakeman, uno de los principales componentes del grupo en aquellos momentos, parecía que iba a quebrar la fortuna artística y comercial de los Strawbs, éstos consiguieron superarse con “Grave New World” (1972), un excelente Lp conceptual abierto con el single “Benedictus” que contó con la ayuda de Gudgeon y Visconti.
El mismo año apareció un álbum en solitario de Dave Cousins que llevaba por título “Two weeks last summer” (1972). Entre sus canciones se encontraban “Blue angel” o “Ways and means”.

Con un sonido tendente cada vez más hacia posiciones más rockeras se produjo la marcha de Tony Hooper, quien anhelaba más las raíces folk, y la entrada de Dave Lambert, quien toca en “Bursting at the seams” (1973), uno de los clásicos de la banda con piezas como los exitosos singles “Lay down” (número 11 en el Reino Unido) y “Part of the union” (número 2). El Lp llegó hasta el puesto número 2 en las listas de ventas.

El mismo año, aprovechando la popularidad del grupo, se editaría el citado disco con Sandy Denny, “All our own work”.

El sabor del triunfo masivo en vez de cohesionar al conjunto provocó tiranteces que conllevaron la salida de John Ford y Richard Hudson. Para sustituirlos llegaron el bajista Chas Cronk y el batería Rod Coombes. También se uniría a la banda el teclista John Hawken.
El quinteto editaría “Hero and Heroine” (1974), un Lp fenomenal que sin embargo no colmó las expectativas comerciales deseables en su país, consiguiendo, paradójicamente colarse por primera vez en el Billboard estadounidense, como así lo hizo su siguiente trabajo, “Ghosts” (1975). “Nomadness” (1976) pondría punto y final a su relación discográfica con A&M.

Pronto consiguieron un contrato con otro sello, Oyster, en donde publicaron “Deep cuts” (1976), un LP producido por Rupert Holmes con el que comenzó su declive artístico y comercial. Ni “Burning for you” (1977), con el single “Back in the old rutine”, ni con su disco en Arista, “Deadlines” (1978), los Strawbs lograron revivir las glorias del pasado, lo que provocó su separación.

En los años 80 y 90 se produjeron retornos, sin demasiada fortuna, para girar en directo y grabar nuevos LPs, como “Don’t say goodbye” (1987) y “Ringing down the years” (1991).

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sin duda alguna, con su disco debut, los Stone Roses se convirtieron en una de las bandas más influyentes aparecidas en los años 80, no hay más que escuchar a Oasis, Radiohead, The Verve y sus compañeros del denominado brit-pop para hacerse una idea de su inmensa huella para tan poco bagaje discográfico.

Su Lp nos retrotraía al folk-rock de los Byrds, a la psicodelia del 67, expandidas con un sensacional sentido del ritmo y de la atmósfera, con piezas de excelentes melodías, tenues voces sumidas en ácido y armonías letárgicas.

Tras intentarlo como English Rose, el cantante Ian Brown y el guitarrista John Squire formaron a mediados de los años 80 los Stone Roses, en principio completados por el bajista Pete Garner, el guitarra rítmico Andy Couzens y el batería Alan John “Reni” Wren.

Un tiempo después de su formación Garner y Couzens dejaron el grupo, incorporándose a la banda el bajista Gary “Mani” Mounfield. En septiembre de 1985 y tras rodarse en vivo por diversos locales mancunianos apareció su primer single, “So Young”, una canción publicada en el sello Thin Line. En 1987 publicaron “Sally Cinnamon”, su segundo sencillo editado en Revolver. Un año después sacaron al mercado “Elephant Stone”, single aparecido en el sello Silvertone Records. Esta canción maduró su primer sonido de querencia sixtie y retazos góticos hacia posturas más psicodélicas, ritmos vivaces y guitarras que cruzaban a Johnny Marr con Roger McGuinn. Pronto se convirtieron en una sensación local, con conciertos abarrotados, suscitando un primer interés por la prensa musical inglesa, corroborado con sus siguientes 45 rpm, “Made of stone”, “She bangs the drums” y “Fool’s Gold”, su primer sencillo de gran éxito comercial.

Su histórico debut producido por John Leckie, “The Stone Roses” (1989), es una obra cuasi perfecta, que crece en cada escucha hasta su completa sedimentación sónica en el ánimo del oyente con pedigrí. Alcanzó el puesto 14 en las listas británicas, pasando en su momento en los Estados Unidos de soslayo en las tiendas de discos.

No solamente el pop psicodélico de los 60, su máxima referencia, sino los tempos de baile, el “Revolver” de los Beatles, el folk melódico de Simon & Garfunkel (de quienes toman prestado su adaptación del tradicional “Scarborough Fair” en “Elizabeth My Dear”) y la perenne herencia de McGuinn y los Byrds, sirven a Brown, al imaginativo Squire y compañía para elaborar un disco magnífico, la verdadera obra maestra del que posteriormente sería llamado bobamente brit-pop.

Algunos de los soberbios temas del álbum (los esenciales “Elephant Stone” y “Fool’s Gold” vienen incluidos en la versión americana), infectados de una atractiva y luminosa emulsión entre pop lisérgico 60’s, folk-rock byrdsiano (o searchiano), triunfantes melodías y armonías, junto a palpitantes ritmos que inducen al baile, fueron “Elephant Stone” (número 8 en el Reino Unido cuando fue reeditado), “She bang the drums” (número 36), “Made of stone” (número 20), “I wanna be adored”, “I am the resurrection”, o la memorable recreación funkie-psicodelica de “Fool’s Gold” (número 8), en donde brilla el trabajo del bajista Mani y el batería Reni, dos excepcionales operarios del ritmo, claves en el sonido del grupo.

Este trabajo supuró una hornada de bandas surgidas en la ciudad de Manchester, muy similares en sonido y englobadas bajo la etiqueta de Madchester, como los Happy Mondays o los Inspiral Carpets.
En 1990 crearían con éxito el Festival Spike Island y aparecería el single “One Love” (número 4). Su feliz trayectoria se vería abordada por un conflicto con su casa discográfica, provocado cuando los Stone Roses querían firmar un contrato millonario con un sello mayor antes de grabar su segundo y esperado Lp.

Silvertone llevaría a juicio a la banda, lo que retrasó la salida de “Second Coming” (1994), un trabajo publicado en Geffen Records. Este infravalorado disco fue presentado con el single “Love Spreads” y fortalecía su resonancia hacia posturas más rock, con influencias de Led Zeppelin, tanto en su vertiente acústica (“Tears”) como eléctrica (“Driving South” o la propia “Love Spreads”). En los surcos del LP tampoco olvidaban ofrecer su original mixtura entre psicodelia y ritmos de baile (“Begging you”).

Después del álbum, que no fue recibido comercialmente como esperaba la compañía y el propio grupo, se produjo la marcha del batería Reni, que sería sustituido por Robbie Maddix. Tras una serie de actuaciones por los Estados Unidos y Gran Bretaña, el grupo terminó separándose en 1996, iniciando el vocalista Ian Brown una carrera en solitario. Por su parte, el otro compositor, el guitarrista John Squire, formaría el grupo Seahorses. El batería Mani se integraría en Primal Scream.

Read Full Post »

Older Posts »