Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘INDIE POP’

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Proyecto sueco de indie pop liderado por el vocalista, compositor, productor y multiinstrumentista Johan Angergard, miembro de las bandas de chamber pop Club 8 y Acid House Kings.
Para crear The Legends Johan se une en los primeros meses del año 2003 a un grupo de amigos y amigas, mezcla en una coctelera a los Stone Roses, la Motown, el bubblegum-pop 60’s, Television Personalities, Jesus & Mary Chain, y/o los Lightning Seeds y después de actuar por locales de Estocolmo se lanza a la grabación en el sello Labrador de su primer disco debut.

“Up against the legends” (2004), con canciones como “There and back again”, “Call it ours” o “Nothing to be done”, es su primer disco grande.

Un año después apareció “Public Radio” (2005) y más tarde “Facts and Figure” (2006). “Over And Over” (2009) es su último trabajo.

Read Full Post »

Isobel Campbell, la ex componente de Belle & Sebastian ha debutado, tras su proyecto paralelo Gentle Waves, como solista uno de los discos más exquisitos y refinados del pasado año, “Amorino” (2003). Hablamos con ella sobre este álbum, sus influencias, sus películas y discos favoritos, su colaboración con Mark Lanegan.

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Banda independiente inglesa creada en el mes de diciembre de 1990 en la ciudad de Leeds. Es el proyecto del cantante y guitarrista Chris Adams y su hermano mayor, (cuatro añitos más), el bajista Richard Adams, que vincularon, con el habitual enfoque indie y una interesante densidad atmósferica, sonidos acústicos y electrónicos con influencias de bandas como Bark Psychosis, Talk Talk, Tortoise, Disco Inferno, Movietone o Pavement, que ensancharon en el tiempo con acomodos neopsicodélicos, hip hop o dub.

Las peripecias en disco del fraternal dúo comenzaron con “Sirens”, un single publicado en Fluff Records. En ese momento estaban acompañados por un batería de nombre Stewart Anderson, quien se marchó de Hood para ser sustituido por el batería Andrew Johnson. En ese momento también se incorporó al grupo el guitarrista Craig Tattersall.
“Cabled linear traction” (1994) mostró su apego al post-rock y a mixturar el pop independiente y vanguardista con postulados ambient experimental, que tanto deben a Bark Psychosis como a Pavement o a Talk Talk.

“Silent’ 88” (1996), álbum que ya contaba con la presencia del multiinstrumentista John Clyde Evans, y “Structured Disasters” (1996), recopilatorio de singles y rarezas, prorrogaban sus primeros sonidos, marcados por densas atmósferas y gradaciones melancólicas, que fueron ampliando miras con disposiciones más electrónicas con el paso de la trayectoria profesional de la banda británica, englobándose en la denominada indietrónica.
Publican en Domino “Rustic Houses Forlorn Valleys” (1998) y “The Cycle of days and season” (1999), discos producidos por Matt Elliott, los llevan a semblantes más ambiciosos y electrónicos que culminan en “Cold House” (2001), en el cual su pop emocional mantiene influjos hip hop y mayor énfasis en el trabajo de producción.
“Outside closer” (2005), después de varios trabajos recopilatorios, los devolvió al estudio con un álbum presentado con el single “The Negatives”.

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Dúo sueco formado por Maria Eriksson y Jari Haapalainen, pareja sentimental y músicos que ya habían participado, antes de formar Heikki, nombre del abuelo de Jari, en diversos proyectos de indie pop del país nórdico.
Maria, que estudió arte, está como guitarrista y vocalista en The Concretes, y Jari se ha significado por su trabajo en la producción, en especial para la Noise Conspiracy. También pasó por el Bear Quartet.

En Heikki, Jari Haapalainen, como guitarrista, y Maria Eriksson, como cantante, ayudados en lal instrumentación y armonías por gente como Ellekari “The Tiny” Larsson, Tomas Hallonsten o Johan Berthling, crean una música de pop independiente con ascendencias del folk melódico de Simon & Garfunkel, la Velvet Underground, o de los girl groups de los años 60.
Después del EP “Heikki” (2002) la pareja presentaría su primer disco grande “Heikki 2” (2004), con temas como “Former hero” o “Election day”.

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

.

The Delgados, nombre puesto al grupo, de manera más que curiosa, en homenaje al ciclista Pedro Delgado, uno de los ídolos de Alun Woodward, su cantante masculino, es uno de los variados y exquisitos conjuntos independientes procedentes de Escocia, practicantes de indie pop de inclinación orquestal, sonoridad que busca el aspecto más melódico de la composición rock en su artesanía compositiva, concediendo importancia primorcial al cuidado en voces y arreglos.
Sus discos son de lo más interesante que produce en los últimos años el Reino Unido.
La banda, conformada por el citado vocalista y guitarra Alun Woodward, la cantante y guitarrista Emma Pollock, el bajista Stewart Henderson, el batería Paul Savage se creó en 1994 en la ciudad de Glasgow. La parte masculina del grupo, amigos del colegio desde su infancia, ya habían estado en otro combo previo, llamado Bubblegum. Emma era amiga de la universidad de Paul Savage, quien le invitó a unirse al terceto.

Forman su propio sello, Chemikal Underground Records, y en 1995 publican el single “Monica Webster”, recibido con alabanzas en la prensa británica, siendo nombrado por Melody Maker como single de la semana.
El mismo año en Radar Records publicaron el EP “Lazarwalker”. En 1996 giran con Elastica, The Wedding Present y Sebadoh y aparece en Chemikal, compañía que también lanzó a Bis, Mogwai, Sluts of Trust y Arab Strap, “Cinecentre”, “Under Canvas Under Wraps” y “Sucrose”, encontrados estos dos últimos en su primer y estupendo LP, “Domestiques” (1996), disco con un sonido más desabrido y enérgico que sus posteriores entregas el cual fue aplaudido con fervor por los medios de comunicación ingleses, en especial John Peel, que calificó al grupo como la mejor banda británica del momento.

Su segundo disco grande fue “Peloton” (1999), título bien indicativo de la afición al ciclismo de la banda, en especial de Woodward, el cual contenía temas como “Everything goes around the water” o “Pull the wires from the wall”. El álbum volvió a ser otra fenomenal colección de canciones de pop independiente con hálito folkie pero por desgracia, y al igual que el primero, las ventas resultaron más bien escasas.
En “The Great Eastern” (2000), el grupo contó con la ayuda en la producción de Dave Fridmann, miembro y productor de Mercury Rev, productor Flamin Lips e ingeniero de Weezer o Luna, quien ensanchó su sonido aportando mayor épica y fastuosidad a nivel orquestal a las composiciones de la banda, como “American Trilogy”, “Accused of Stealing” o “The past you suits you best”.
“Hate” (2002), con producción de nuevo de Dave Fridmann, volvía a depara otra gran disco, con cortes como “The drowning years”, “Coming out from the cold”, “Woke from dreaming”, “The night before the land” o “All you need is hate”.
Dos años más tarde editaron “Universal audio” (2004), con cortes como “I fought the angel” o “Is this all that I came for?”.

En el 2005 el grupo decidió separarse. Dos años después, Emma debutó en solitario con el disco “Watch The Fireworks” (2007).

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

.

The Decemberists es una de las últimas sensaciones de la música independiente estadounidense en estos inicios de siglo XXI. No es ya el empleo muy apreciable de un tono apasionado y dramático en sus ejecuciones y la infusión de su escritura en el folk-rock británico, el indie pop con apuntes orquestales, el vodevil, o algún que otro enfoque progresivo, con ecos de Belle & Sebastian, Fairport Convention, los Smiths, Neutral Milk Hotel, Donovan, Robyn Hitchcock, Al Stewart o Jethro Tull, sino el calado literario de las excelentes letras de su líder Colin Meloy.

Meloy, como cantante y guitarrista, formó en Portland el grupo en el año 2001 junto al bajista Nate Query, el batería Ezra Holbrook, la acordeonista y teclista Jenny Conlee, y el multiinstrumentista Chris Funk, ocupado principalmente en el theremin, el dobro o el pedal steel.

Tras autoeditar el EP “Five songs” (2001), después reeditado por Hush, The Decemberists debutaron en formato LP con “Castaways and cutouts” (2002), disco editado en Hush Records que no logró la repercusión que sí obtendría al año siguiente cuando Kill Rock Stars volvió a ponerlo en las tiendas de discos, granjéandole notorias críticas gracias a temas como “Odalisque” o “July July”.

“Her Majesty” (2003), con “Shanty for the Arethusa” o “I was meant for the stage”, confirmó las expectativas previas a pesar de ser tachado en algunos sectores como pretencioso en su exposición de folk-dream-pop teatralizado.

En el álbum ya sonaba los teclados y la percusión de Rachel Blumberg. Quien había dejado el grupo había sido Nate Query, siendo reeemplazado en el bajo por Jesse Emerson.
El EP “The Tain” (2004), publicado en Acuarela Discos, fue el preludio de su tercer LP, “Picaresque” (2005), album en el que aparece Petra Haden al violín y aportando voces. “16 military wives”, “The engine driver”, “The sporting life” o “The mariner’s revenge song” son algunos de sus temas.

“The Crane Wife” (2006), disco con título de historia tradicional japonesa, “The Hazards Of Love” (2009) y “The King Is Dead” (2011) son sus últimos trabajos.

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

.

Death Cab for Cutie, nombre derivado de una canción aparecida en la película de los Beatles “Magical Mystery Tour” que estaba interpretada por la Bonzo Dog Band, es de esas bandas que practican música derivativa pero artesanal, inteligente y honesta, que gustará a los seguidores de grupos como Build to Spill o Modest Mouse. Indie-emo-pop con ritmos templados y sonidos de agradable escucha aunque nada originales, un tanto iterativos a pesar de la loable creación de atmósferas y especialmente, la agudeza en textos tintados por una coloración en clave melancólica, de resonancias poéticas.

Fans de bandas como Teenage Fanclub, Beatles, Zombies, Kinks o Velvet Underground, el grupo de Washington está liderado por el cantante, guitarrista rítmico y principal compositor Ben Gibbard, y el guitarra líder, teclista y productor Christopher Walla. En la ciudad universitaria de Bellingham conocen a sus futuros compañeros de banda, el bajista Nick Hammer y el batería Nathan Good.

En 1997 se trasladan a Seattle, lugar de nacimiento de Gibbard, y consiguen un contrato con el sello independiente Barsuk Records, en donde publican el Lp “Something about airplanes” (1999), un disco de suave, relajante pero reflexivo y profundo indie-pop, con letras que van más allá de la superficie y roturan en la sentimentalidad de sus autores, un trabajo acomodado a la clásica estructura pop que no olvida elucubrar pródigas texturas sónicas (con especial incidencia en las guitarras y los teclados) en la búsqueda de atmósferas envueltas en emotivo lirismo. No es un trabajo para cambiar el mundo, quizá necesitaría mayor incidencia rítmica y mayor diversidad, pero sí resulta ser un Lp de plausible acabado artesanal, con cortes como “Bend to square”, “Amputations”, “Pictures in an exhibition”, “The face that launched 1000 shits” o “President of What?”, un tema que podría estar compuesto por los Zombies en los años 60.

Estas características se repetirán invariablemente en sus siguientes discos, bastante formulistas dentro de las tendencias indie y dream pop pero que siempre deparan alguna gema de excelso trabajo melódico y gran belleza, producción cristalina que no excede la naturaleza del tema, voces con alguna resonancia lennoniana y letras de gran nivel en un escenario dominado por la sensibilidad (es decir, no para descerebrados) y la substancia neuronal que dibuja viñetas con definición literaria.

“We’re have the facts and we’re voting yes” (2000), con “Title Track”, “Scientist Studies”, “Lowell, MA”, “The Employment Pages” o la excelente “Company Calls Epilogue” o “The Photo Album” (2001), con “I was a kaleidoscope”, “A movie script ending” o la hipnótica “Informations travels faster”, con un piano ciertamente efectivo en su énfasis emocional, son dos discos de sonido íntimo y compacto, agridulce y cerebral.
En “Photo Album” se había incorporado un nuevo batería, Jason McGerr.
Al margen de sus Lps, Death Cab for Cutie, publicaron también dos EPS, “Forbidden Love” (2000) y “Stability” (2002), trabajos que prorrogaban sus tendencias emo-rock.

“Transatlanticism” (2003), mostró al grupo exponiendo de nuevo su potencial como autores sensibles de escenarios melancólicos, desarrollados con un eminente y delicado talento melódico, aunque un tanto apagados en su tono. Estas peculiaridades ejemplificadas en temas como el título homónimo, “Title and registration”, “Lightness”, “Expo 86”, “The New Year” o “The Sound of Setting”, uno de los mejores cortes del Lp y una muestra de como hay que componer una simple y eficaz canción pop: pegadiza melodía, sencillo y directo estribillo y una instrumentación que intesifique las sensaciones narradas en dos escasos minutos.
El álbum está, como todos sus trabajos, producido por el guitarrista líder Christopher Walla.

Su último disco es “Plans” (2005), un LP con canciones como “Soul Meets Body” o “I Will Follow You Into the Dark”.

En enero del año 2008 aparecerá “Field Manual” (2008), el debut en solitario del guitarrista y productor Chris Walla.
Unos meses más tarde el grupo editó su sexto disco en estudio, “Narrow Stairs” (2008). Su último trabajo es “Codes And Keys” (2011).

Read Full Post »

Older Posts »