Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘INDIE ROCK’

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La banda se formó cuando Taylor y Mason se reunieron en el Art College de Cardiff en 2004. Junto con el baterista Daman hicieron su debut discográfico a principios de 2006, con la edición limitada de “The Tales of Hermit Mark” / “My Son Spell Backwards”, lanzado en la primavera y el doble “”Amateur Man” / “Ban the Gin” lanzado el verano siguiente, en  Fantastic Plastic Records  . Su debut homónimo fue lanzado en otoño de 2006, el primer single “Impossible Sightings Over Shelton”  debutó en el número diez en el UK Indie Chart  . Mientras escribía el siguiente álbum, la banda se presentó en el festival SXSW en Austin, Texas en 2007 y 2008, dio a conocer en francés la versión del sencillo “La Mer” y realizó varias giras en el Reino Unido y Europa.

Love on an Oil Rig fue el segundo álbum de larga duración. Al igual que el primer álbum, fue grabado con la formación original de Taylor, Mason y Daman. Fue lanzado el 14 de septiembre de 2009, con la discográfica This Is Fake DIY Records en el Reino Unido, y Flowershop Recordings  en Europa. El primer sencillo fue “Parrot”. El álbum fue promocionado con una gira a través de la Reino Unido y Europa a la que se unieron Steph Jones y Lazenby para presentaciones en vivo después de la salida del baterista Daman. Touring incluye una actuación en las galerías superiores del Museo Nacional de Gales en noviembre de 2009 para abrir SWN festival.

James Griffiths se convirtió en el baterista de la banda en abril de 2010. La banda se encuentra actualmente escribiendo y grabando el tercer álbum, que se lanzará a principios de 2011. El sonido de la banda ha pasado de su sonido temprano de punk minimalista, a un sonido más oscuro, más crudo y más pesado.

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Artista único, ecléctico e inquieto, de voz lijosa, abrigado a la escritura beatnik de William Burroughs o Jack Kerouac y a los sonidos primarios del jazz, el blues, el cabaret, las composiciones pop del Tin Pan Alley, la vanguardia, Lenny Bruce, Harry Partch, Louis Armstrong, el burlesque, Kurt Weill o el rock experimental.
Creador y espejo de outsiders dados al alcohol y a la bohemia que pueblan ambientes tan sórdidos como románticos, tan míseros como fascinantes, tan teatrales como reales, Tom Waits es uno de los grandes personajes de la historia del rock, un crooner noctívago del lumpen, de los clubes de barrios bajos henchidos de alcohol y humo.

Thomas Alan Waits nació el 7 de diciembre de 1949 en la localidad californiana de Pomona (Estados Unidos), teniendo su familia ascendencia noruega, irlandesa y escocesa. Sus padres, ambos maestros de escuela, eran Jessee Frank Waits y Alma Johnson McMurray. Cuando tenía diez años sus padres se divorciaron, yéndose él a residir con su madre y sus dos hermanas a National City, en San Diego.
Desde su adolescencia se empapó de música, especialmente jazz y blues, apreciando asímismo y sobremanera la capacidad lírica de Bob Dylan, uno de sus ídolos.
Tom, al mismo tiempo que estudiaba, trabajaba a mediados de los años 60 en la pizzería Napoleone Pizza House de National City. De su estancia allí, lugar en el cual escuchó mucha música en el jukebox del local durante cinco años, dará buena cuenta en algunas posteriores grabaciones, como “The ghost of Saturday night”.
En esa época, cuando tenía 15 años, formó parte de su primera banda, The Systems, un combo que interpretaba temas soul y R&B.
A finales de la década de los 60 comienza a leer a los escritores de la Generación Beat, como Burroughs o Kerouac, quienes influenciarían de manera notable sus composiciones, las cuales son interpretadas en directo por primera vez a finales de 1970 bajo el nombre de Thomas Waits. En junio del siguiente año Waits es descubierto por Herb Cohen en el club angelino Troubadour. Cohen, mánager de Frank Zappa, se convertirá en el representante de Tom, que se traslada definitivamente desde San Diego a Los Angeles, ciudad en la que reside en principio, durante un breve tiempo, en su propio coche.

Graba sus primeras demos para Cohen, que serán publicadas posteriormente en el recopilatorio “The Early Years”, y en 1973 es contratado por el sello de David Geffen, Asylum, para grabar su primer Lp, “Closing Time” (1973), un melancólico álbum debut producido por Jerry Yester, ex miembro de Lovin’ Spoonful y productor de Association o Tim Buckley, que singulariza su pasión por el jazz y el blues en temas como “Martha”, “Ol’ 55” o “I hope that I don’t fall in love with you”. “Martha” sería versionada posteriormente por Tim Buckley o Meatloaf, mientras que “Ol’ 55” conoció covers de los Eagles o los Smashing Pumpkins, y “I hope that I don’t fall in love with you” conocería revisitaciones de Bon Jovi o 10.000 Maniacs.
Waits, cuando no actuaba en solitario con su piano, su guitarra y su singular voz, era acompañado en directo por esa época por el bajista Bob Webb, el guitarrista John Forsha y el trompetista Rich Phelps.

Su segundo álbum fue “The heart of Saturday Nights” (1974), el primer disco producido por Bones Howe, personaje que había colaborado con Association, Fifth Dimension y los Turtles. El disco, incidiendo en su perspectiva poética beatnik, gradación taciturna y sus sonidos lo-fi de cimiento jazz, estaba arreglado por Mike Melvoin y contenía cortes como el single “San Diego Serenade”, “Diamonds on my winshield” o la propia “The heart of Saturday nights”, canción versionada por Jonathan Richman.
En la época de “The heart of Saturday Nights” Tom se trasladó a vivir en el motel Tropicana.
En “Nighthawks at the dinner” (1975) traslada el ambiente en directo de club al estudio, conformando un doble álbum jazz en vivo con sabor a alcohol y olor a nicotina y canciones como “Warm beer and cool women”, “Nighthawk postcards” o “Eggs and sausage”. También escribía varios cortes junto a otro personaje afín a la lírica beatnik, Chuck Weiss. En la actuación, grabada ante un puñado de amigos, también aparecía una stripper llamada Dwana y un grupo de músicos de acompañamiento, como Jim Hughart del bajo, Pete Christlieb del saxo, Bill Goodwyn de la batería y Melvoin a los teclados.

“Small Change” (1976) fue su cuarto álbum y uno de los mejores discos del autor californiano en Asylum Records, quien tanto sabe expandir su poesía con momentos nostálgicos y macilentos como puntuar la lírica beat con sentido del humor. “Step right out”, corte revisitado por Violent Femmes, “The piano has been drinking” o la hermosa balada “Tom Traubert’s Blues”, tema versionado por Rod Stewart, son algunos de los momentos cumbres de un Lp que se convirtió en el más vendido de su carrera hasta ese momento.
Para presentar el álbum en vivo Waits formó una banda de acompañamiento llamada The Nocturnal Emissions, la cual estaba conformada por el bajista Fitzgerald Jenkins, el saxofonista Frank Vicari y Chip White en la batería.

Por esa época mantenía relaciones con Rickie Lee Jones, cantautora que aparece en la portada de su disco “Foreing affairs” (1977), en donde establece, con bases jazz y blues, un homenaje a Jack Kerouac y Neal Cassidy con “Jack & Neal”, colaborando también con Bette Midler en la elegante balada jazz “I never talk to strangers”, con Tom emulando a otro de sus iconos favoritos, Louis Armstrong. Otros cortes destacados del disco son “Burma Shave” y “Foreign affair”.
En 1978 se aprovecha su innata teatralidad como interprete y debuta como actor con la película de Sylvester Stallone “La cocina del infierno” (1978), título para el que escribe el tema principal “(Meet me in) Paradise Alley”.

“Blue Valentine” (1978) sería su siguiente álbum, el cual, con Ricky Lee de nuevo presente, fue presentado con el single “Somewhere”, extraído de la banda sonora de “West Side Story”. Sus concomitancias jazzísticas, impregnadas por aromas etílicos e imaginería y narraciones de outsider de corte cinematográfico continuaban asentando su escritura, ahora trasladada con una vocalidad cada vez más rasposa, que ahonda en las emociones descritas.
“Romeo is bleeding”, “Christmas card from a hooker in Minneapolis”, “Whistlin’ past the graveyard”, tema que sería versionado por Screamin’ Jay Hawkins, o “Kentucky Avenue” son algunos de sus mejores cortes de este álbum, el penúltimo en su etapa de Asylum y probablemente el más conseguido de este sello. El último sería “Heartattack and vine” (1980), un disco interesante con canciones como “On the nickel” o “Jersey Girl”, pieza grabada posteriormente por Bruce Springsteen. Sería la última colaboración con el productor Bones Howe.

El tema estaba dedicado a Kathleen Brennan, con quien Tom se casó el 10 de agosto de 1980 tras romper con Ricky Lee Jones. Brennan era colaboradora de Francis Ford Coppola, con quien Waits iniciaría una duradera amistad, extensible al clan Coppola, como Nicolas Cage. Con Kathleen tendrá a sus tres hijos, Kellesimone, Casey Xavier y Sullivan.
En la gira de “Heartattack and wine” es acompañado por el bajista Greg Cohen y el saxofonista Teddy Edwards.
En 1982 escribe junto a la cantante y compositora Crystal Gayle la banda sonora del film de Coppola “Corazonada”, “One from the heart” (1982), publicado en CBS y producido por Gray Frederickson. Un año después vuelve a trabajar como Coppola actuando en “Rebeldes” y “La ley de la calle”. Más tarde aparecería en “Cotton Club” o “Drácula”, película en la cual incorporaba el personaje de Renfield.
Su separación de Howe y su entrada en Island Records va a producir una varianza en el sonido de Tom Waits, alejándose de las pautas tradicionales del jazz, el Tin Pan Alley y el blues, y penetrando en mundos más experimentales y complejos, empleando para su expresión artística mayor opulencia instrumental, con énfasis en la percusión y menos en el clásico piano, acerando su voz para convertirla en su principal instrumento, expandiendo sus historias de perdedores urbanos con imaginería muchas veces en base al cut-up y a la experimentación aunque con la esencia de arreglos jazz y blues, lo que impregna de surreal algunas narrativas, extremando la teatralidad y la ínfula avant-gardé, añadiendo a sus influencias trazas de Captain Beefheart, Kurt Weill o Harry Partch.

El primer álbum en Island sería “Swordfishtrombones” (1983), con portada con semblante de cabaret germano, es el disco que produce en solitario por primera vez en su carrera. “16 shells from a thirty-ought six”, “Down, Down, Down”, “In the neighborhood” “Swordfishtrombones” o “Shore Leave” son algunos de los mejores temas de un disco revolucionario en su sonido.
Después de componerle en 1984 un tema a Marianne Faithfull, “Strange weather”, Waits grabaría otras gemas en Island como el excelente album “Rain Dogs” (1985), con temas como“Downtown train”, “Singapore”, “Time” o “Big Black Mariah”, canción en la que toca la guitarra nada más y nada menos que Keith Richards. “Downtown train” se convirtió en uno de los cortes más populares de su trayectoria como cantautor, siendo versionado por Rod Stewart, Patti Smith o Everything but the girl.

Tras colaborar con los Rolling Stones en el mediocre disco “Dirty Work” y actuar para Jim Jarmusch en “Bajo el peso de la ley” (1986), Tom grabó “Franks wild year” (1987), adaptación en disco de la obra musical que co-escribió junto a su esposa Kathleen, preludio del directo “Big time” (1988) y “Bone Machine (1992), un álbum en el cual colabora de nuevo Richards. También aparece Les Caypool, bajista de Primus. Entre sus mejores temas, muchos escritos al alimón con Kahtleen, se encuentran “Jesus gonna be here”, “I don’t wanna grow up”, “Who are you” o “Earth die screaming”.

Tras “Bone Machine” y la colaboración con William Burroughs en “The Black Rider” (1993), Lp que adaptaba su propia opereta, Waits dejaría Island Records para grabar en Anti-Epitaph interesantes discos de aspecto cetrino, freakiesco, reflexivo y nocturnal, cada vez con mayor incidencia de Brennan en su proyección, que removían de manera experimental los cánones clásicos del jazz y el blues, como “Mule Variations” (1999), “Blood Money” (2002), y “Alice” (2002), disco centrado en la figura de Alice Liddell, la musa de Lewis Carroll para su obra maestra “Alicia en el país de las maravillas”.
Después de grabar en el año 2003 para el disco de tributo a los Ramones “We’re a happy family” el tema “Return of Jackie and Judy” Tom publicó su último trabajo, “Real Gone” (2004).

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Con espíritu camp-redneck y osadía indie, diluyendo procedencias sonoras del boogie, R&B, rockabilly, swamp pop, funk, surf 60’s o country, e influencias puntuales de la Creedence Clearwater Revival, The B-52’s, Link Wray, Dick Dale o The Cramps, Southern Culture on The Skids son una de las bandas más jubilosas del panorama musical norteamericano y todo un festín sonoro para el amante del rock de raíces estadounidense, con una incisiva y divertida perspectiva lírica.

Aunque sus discos comenzaron a conocerse en los inicios de la década de los 90, el origen de Southern Culture on The Skids (SCOTS) se retrotrae a mediados del decenio anterior, cuando su alma mater, el guitarrista, cantante y compositor Rick Miller, juntara a unos amigos, entre ellos Stan Lewis, para formar un combo en el cual pudiese desarrollar su erudición melómana desde Chapel Hill, en el estado de Carolina del Norte. Publicarían un álbum homónimo que pasó totalmente desapercibido y sus compañeros de viaje desertaron del proyecto.

A finales de los año 80, Miller conoció a la bajista, teclista y cantante Mary Huff y al batería Dave Hartman y el trío grabó el Lp “Too much pork for just one fork” (1991), disco que ya pone de manifiesto su tendencia a centrar buena cantidad de sus temas en referencias gastronómicas y viñetas sureñas de variada índole, empapadas de sentido del humor.

El disco, con sus constantes de rock’n’roll, swamp pop y surf, contiene estupendo temas como “Firefly”, “Voodoo Cadillac” o “Cicada Rock”.

En 1992 apareció “For lovers only” (1992), una notoria colección de temas que incluia cortes como “Nashville Toupee” o “Daddy was a preacher but Mama vas a go-go girl”, cantanda la energía inherente al proceder de Mary Huff, quien comparte tareas de vocalista en el grupo con Rick Miller.

“Ditch Diggin'” (1994), con “Too much pork for just one fork”, el instrumental “Rumours of surf” o el cover de los Louvin Brothers “Great Atomic Power”, consiguió seguir expandiendo su número de fans, convirtiendo a los SCOTS en un grupo de culto gracias a sus fenomenales y vibrantes composiciones y sus excitantes conciertos, con pollo frito, émulos del luchador el Santo y comunión festiva entre la banda y sus fieles seguidores, con gogós espontáneas bailando en el escenario.
En 1996 consiguieron fichar por un sello importante, Geffen, en donde publicaron “Dirt Track Date” (1996), un gran disco que recogía algunos temas de trabajos previos.

A través de sus surcos podemos disfrutar con canciones como la funky “Soul city”, con la frase “it don’t matter if your pants are shiny, if your dick is big or your dick is tiny”, “Fried chicken and gasoline”, tema influenciado por la Creedence, o la sensacional “Camel Walk”.

Su siguiente album para Geffen sería otra obra considerable, “Plastic Seat Sweat” (1997), con gemas como “Banana Puddin”, “Shotgun”, “Earthmover”, “40 miles to Vegas”, “Strangest Ways” o “House of bamboo”.

Los resultados comerciales no fueron los deseables para la gran compañía y SCOTS abandonaron el sello, retornado a su independencia y prosiguiendo su senda de meritorias composiciones de vibrante rock’n’roll.

Tras unos años intentando conseguir un contrato discográfico pudieron publicar en TVT el disco “Liquored up and lacquered down”, que la banda, ampliada por el orondo teclista y guitarra rítmica Chris “Crispy” Bess, grabó en su propio estudio, construido cerca de Chapel Hill.

Era otro magnífico album, significado por interesantes canciones como “Pass the hatchet”, el título homónimo, “Damage Goods”, o la afligida, cantada por Mary, “Just how lonely”.

Con el Lp “Mojo Box” (2004), el grupo volvía a su formato de trío tras la marcha del teclista Chris Bess, y retomaba su característico sonido surf/rock’n’roll/garaje en un nuevo disco repleto de diversión, energía y habilidad instrumental, con animosos ritmos, guitarras afiladas, bajos corpulentos y baterías frenéticas, rastros de los primeros Rolling Stones, el surf instrumental de los 60, los B-52’, el swamp rock de la Creedence Clearwater Revival, los Cramps o el rock de Chuck Berry en cortes muy disfrutables como “Doublewide”, “Soulful Garage”, “69 El Camino” o “Smiley Yeah Yeah Yeah”.

También tienen tiempo para el calypso en “The Sweet Spot” o para mostrarnos su faceta más melódica en “Where is the moon”, una balada country-pop que presenta unas estupendas armonías entre Rick y Mary, rememorando al dueto que formaron en los 70 Gram Parsons y Emmylou Harris.
En el álbum, otra gozosa travesía sónica para los fans del inmutable proceder de los SCOTS, incluyen dos versiones, una de la banda mod Creation (“Biff Bang Pow”) y otra del rockero Jody Reynolds (“Fire of love”).

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Banda independiente inglesa creada en el mes de diciembre de 1990 en la ciudad de Leeds. Es el proyecto del cantante y guitarrista Chris Adams y su hermano mayor, (cuatro añitos más), el bajista Richard Adams, que vincularon, con el habitual enfoque indie y una interesante densidad atmósferica, sonidos acústicos y electrónicos con influencias de bandas como Bark Psychosis, Talk Talk, Tortoise, Disco Inferno, Movietone o Pavement, que ensancharon en el tiempo con acomodos neopsicodélicos, hip hop o dub.

Las peripecias en disco del fraternal dúo comenzaron con “Sirens”, un single publicado en Fluff Records. En ese momento estaban acompañados por un batería de nombre Stewart Anderson, quien se marchó de Hood para ser sustituido por el batería Andrew Johnson. En ese momento también se incorporó al grupo el guitarrista Craig Tattersall.
“Cabled linear traction” (1994) mostró su apego al post-rock y a mixturar el pop independiente y vanguardista con postulados ambient experimental, que tanto deben a Bark Psychosis como a Pavement o a Talk Talk.

“Silent’ 88” (1996), álbum que ya contaba con la presencia del multiinstrumentista John Clyde Evans, y “Structured Disasters” (1996), recopilatorio de singles y rarezas, prorrogaban sus primeros sonidos, marcados por densas atmósferas y gradaciones melancólicas, que fueron ampliando miras con disposiciones más electrónicas con el paso de la trayectoria profesional de la banda británica, englobándose en la denominada indietrónica.
Publican en Domino “Rustic Houses Forlorn Valleys” (1998) y “The Cycle of days and season” (1999), discos producidos por Matt Elliott, los llevan a semblantes más ambiciosos y electrónicos que culminan en “Cold House” (2001), en el cual su pop emocional mantiene influjos hip hop y mayor énfasis en el trabajo de producción.
“Outside closer” (2005), después de varios trabajos recopilatorios, los devolvió al estudio con un álbum presentado con el single “The Negatives”.

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Banda escocesa de indie rock que bebe tanto del garage-rock 60’s o de las bandas new wave y post-punk como de algunos grupos británicos de los noventa, tomando como referencia sonidos tan diversos como los de Gang of Four, Blur, Talking Heads, Belle & Sebastian, Duran Duran, The Fall, Pulp o Joy Division.
El grupo, con el primer nombre de The Chateau, se crea en Glasgow en el año 2001, integrado por el cantante y guitarrista Alex Kapranos, el guitarra Nick McCarthy, el bajista Bob Hardy, graduado de la escuela de arte de Glasgow, y el batería Paul Thomson, ex miembro de Yummy Fur.

Adoptando el nombre del archiduque austrohúngaro, la banda, con disposiciones arty en sus actuaciones y comparaciones con el grupo Interpol, se rebautiza como Franz Ferdinand, quienes consiguen grabar en el sello Domino un EP, “Darts of Pleasure” (2003), prólogo de su disco debut, “Franz Ferdinand” (2004), un trabajo con un sonido definido claramente por sus miembros: “música para que las chicas bailen”.

Franz Ferdinand publicó su segundo álbum al año siguiente, “You Could Havet It So Much Better” (2005), disco definido en esta ocasión como “música para que las chicas lloren”.
Entre los nuevos temas se encuentran cortes como “Evil Heathen” o “Your diary”.
El single de presentación fue “Do you want to”.

El tercer disco del grupo, “Tonight: Franz Ferdinand” (2009), fue presentado con el single “Ulysses”.

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

.

Arcade Fire es una banda canadiense compuesta por el cantante, guitarrista, bajista y pianista Win Butler, estadounidense procedente de Texas, su mujer, la multiinstrumentista y cantante Régine Chassagne (batería, xilófono, piano, sintetizadores) el guitarrista Richard Parry, el bajista Tim Kingsbury y el multiinstrumentista Will Butler, hermano de Win. Junto a ellos colaboran otros músicos especialistas en instrumentos de cuerda.
El grupo, influenciado por David Bowie, Talking Heads, Roxy Music o Flaming Lips, se creó en Montreal en el año 2003 tras haberse conocido Régine y Win un año antes en una exposición de arte, cuando Régine era estudiante de la Universidad de Concordia.

Firmaron con el sello discográfico Merge Records y grabaron un EP homónimo autoproducido, “Arcade Fire” (2003), que recogía sus propuestas de indie rock experimental.

En el mes de septiembre del siguiente año publicarían su primer LP, “Funeral” (2004), un disco presentado con el single “Neighborhood #1 (Tunnels)” que se convirtió en una de las revelaciones del año.

“Neon Bible” (2007) fue su segundo álbum. Tres años después apareció “The Suburbs” (2010)

Read Full Post »