Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘PUB ROCK’

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una de las principales bandas inglesas de los años 90. Nutridos por la música desarrollada entre finales de los años 60 y comienzos de los 70 (la mejor y más imaginativa etapa del rock), el grupo de Manchester liderado por los hermanos Noel y Liam Gallagher sintetizó sus referencias melómanas: psicodelia, glam-rock, pub-rock, pop o hard-rock en una serie de disfrutables Lps, los cuales, aunque derivativos, contenían algunas de las mejores composiciones surgidas en el Reino Unido de la época y devolvían los sonidos de guitarra al primer plano en la música británica, retomando procederes de bandas pretéritas como The Stone Roses o The Smiths y rindiendo pleitesía constante a nombres ineludibles de la historia del rock: Neil Young, T. Rex, The Rolling Stones y, sobre todo, su mayor dependencia compositiva, The Beatles.

La banda tiene su origen en un grupo denominado The Rain, formada por varios compañeros de instituto. Su cantante era Liam Gallagher (nacido el 21 de septiembre de 1972 en Longsight, Manchester), el guitarrista era Paul “Bonehead” Arthurs, el bajista Paul “Guigsy” McGuigan y el batería Tony McCarroll.

En su formación original estuvo también el vocalista Chris Hutton, quien sería expulsado del grupo poco tiempo después de su creación por incompatibilidad de gustos musicales.
El hermano mayor de Liam, Noel Gallagher (nacido el 29 de mayo de 1967 en Longsight, Manchester) ejercía de roadie del grupo de Manchester Inspiral Carpets.
Ambos se habían aficionado a la música a causa de la melomanía de su padre Thomas, un amante de los sonidos tradicionales, en especial del country & western, afición que cultivaba trabajando como disc jockey. Su madre, llamada Peggy, sería la que compraría la primera guitarra a Noel, instrumento con el cual intentaba remedar sus composiciones favoritas en compañía de su hermano mayor, Paul, al mismo tiempo que comenzaba a escribir sus primeros temas. Cuando Noel fue tentado por Liam para unirse a The Rain, éste solamente requirió como condición sine qua non que el grupo aceptase su papel de líder compositivo.
Cuando el cuarteto accedió a esta exigencia, Noel se incorporó a The Rain, banda que en unos meses antes había cambiado su nombre por el de Oasis, el nombre del local en el cual los Beatles habían actuado por primera vez en Manchester el 2 de febrero de 1962.
Después de actuar en varios locales mancunianos, entre ellos el Manchester Boardwalk, Oasis consiguieron firmar en 1994 con Creation Records tras llamar la atención de Alan McGee, quien había quedado prendado de varias demos y de sus actuaciones en el local de Glasgow King Tut’s Wah Wah Club.

Su primer sencillo sería “Supersonic”(número 31 en Gran Bretaña), una de las mejores composiciones producidas por el propio grupo y Mark Coyle.

Este single fue recibido con júbilo por la prensa musical inglesa, al igual que lo siguientes “Shakemaker” (número 11), tema con rip-off de los New Seekers, “Live Forever” (número 10) y “Cigarettes & Alcohol” (número 7). El último single contenía también una versión en vivo del “I am the walrus” de los Beatles.

Estos tres temas se encontraban en su Lp debut, probablemente su mejor trabajo y el de mayor calado rockero de su discografía. “Definitely Maybe” (1994), producido por Oasis, Mark Coyle, David Batchelor y Owen Morris, apareció con excelentes críticas y enormes ventas. Once enérgicos cortes dominados por un insistente y estriado muro de guitarras, melodías de factura beatleniana, estribillos memorables, hálitos lisérgicos conteniendo las mejores letras de su carrera, iterativa vocalidad de Liam Gallagher a lo Lennon en gradación agriada y ascendencia primordial de los Fab Four, T. Rex, Stones y Neil Young.

Junto a los singles, destacan temas como “Rock’n’roll star”, “Up in the sky”, “Slide away” o la sensacional “Columbia”, un corte con una intro de quejumbrosas guitarras que rememora livianamente el “Tomorrow never knows” de los Beatles desarrollada con un sucio, potente y plañidero trasfondo instrumental de carácter psicodélico en base a una melodía que relata un insistido y sencillo texto de contemplación introspectiva. Este adictivo tema alcanza un excitante clímax sónico de enrarecida distorsión culminado con una repetición cuasi mantra: “yeah, yeah, yeah”.
A finales del año 1994, el grupo editó un single no aparecido en el Lp, “Whatever”, una canción ornamentada con las cuerdas de la London Session Orchestra que alcanzó el puesto 3 en los charts británicos.
Un año después de la publicación del álbum, Oasis comenzaron a promocionarse con mayor ahínco en los Estados Unidos, logrando salir del anonimato en el país del Tío Sam con “Supersonic” (número 11 en el Billboard) y sobre todo “Live Forever” (número 2).

La aparición de Oasis coincidió con el surgimiento de un extenso número de bandas agrupadas por la prensa inglesa con el nombre de brit-pop, grupos que recuperaban los sonidos clásicos de las grandes estrellas del pop y el rock británico de los años 60 y 70.
Con una de ellas, Blur, los hermanos Gallagher, en especial el combativo e irritable Liam, remedando las maneras y poses más ariscas de sus ídolos, mantendría un enfrentamiento dialéctico durante los años de mayor auge del movimiento musical inglés, que incluía a significativos nombres como Elastica, Suede o Pulp.

El gran momento a nivel internacional de Oasis llegaría con su segundo Lp “(What’s the story) Morning Glory?” (1996), un álbum de menor estridencia que el anterior y mayor concesión pop, presentado por el bolaniano single “Some might say”, una canción que alcanzó por primera vez en su carrera el número 1 en single en el Reino Unido.

Incluía himnos rockeros como “Roll with it” (número 2), “Hey now” o la vibrante “Morning Glory” y medios tiempos y baladas de estimable calado emocional e inspiración Beatle como “Don’t look back in anger” (número 1), “Cast no shadow”, “Champagne Supernova” (con guitarra y coros de Paul Weller) o “Wonderwall” (número 2 en el Reino Unido y número 1 en el Billboard), un tema de corte acústico que los consagró en todo el mundo y cuyo título estaba tomado del Lp de George Harrison “Wonderwall Music”.
El single “Don’t look back in anger” incluía un cover del tema “Cum on feel the noize”, conocida canción del grupo glam Slade.

En el álbum, co-producido por Owen Morris y número 1 en Gran Bretaña y 4 en los Estados Unidos, aparecía el nuevo batería, Alan “Whitey” White, que había reemplazado a Tony McCaroll. Éste había abandonado el grupo tras conflictos con Liam, quien con su carácter arrogante y egocéntrico se erigía en el nuevo joven airado del mainstream, apareciendo continuamente como protagonista de distintos altercados y autoproclamándose de manera fatua como la mejor banda del mundo.
La influencia de los Beatles era clara en los temas de Oasis. El amor de los hermanos Gallagher por su música (Noel: “Son simplemente los mejores compositores que ha habido. Así de claro.”) es también uno de sus grandes hándicaps. Mientras el grupo de Liverpool sorprendía con cada Lp, los detractores de la banda de Manchester se apoyan en su falta de originalidad y su reiterativa sonoridad, herencia en gran medida de los Fab Four.

Su tercer y esperado álbum, “Be Here Now” (1997), nombre derivado de una respuesta de John Lennon cuando le preguntaron sobre el significado de la música rock’n’roll, prorrogaba su sonido y su alternancia entre baladas marca de la casa y temas de fibroso rock. Acusados de repetitivos por parte de los sectores más miméticos de la crítica, el disco, co-producido con Owen Morris, es, sin embargo, otro estimable prontuario de pop-rock aposentado en el talento compositivo de Noel Gallagher en base a sus referentes clásicos, tratado con una labor en producción y arreglos más límpida y ostentosa que en sus trabajos previos, marcados primariamente por el desaliño y la espontaneidad sonora.

Los singles “D’You know what I mean?” (número 1), con versión del “Heroes” de David Bowie, “Stand by me” (número 2) y “All around the world” (número 1), con un cover del “Street Fighting Man” de los Rolling Stones, junto a temas como “My big mouth”, “Don’t go away” y “Magic Pie”, son los mejores cortes de un Lp muy maltratado por algunos sectores inconformistas con el escaso avance sonoro del grupo, quien se había acomodado a la escritura beatleniana que los había llevado a la fama en el mainstream.
El año de la salida de “Be Here Now” (número 1 en el Reino Unido y número 2 en USA), el frontman del grupo, Liam, contrajo matrimonio con la actriz y cantante Patsy Kensit, quien en los años 80 había tenido cierto éxito europeo con el grupo Eighth Wonder. Antes de divorciarse en el año 2000, la pareja concibió a su único hijo, Lennon Francis.
En 1997 también se casó Noel Gallagher con Meg Matthews. En el año 2000 tuvieron a una hija llamada Anais y en el año 2001 se divorciarían.
Un año después de estos compromisos matrimoniales, Oasis sacarían al mercado “The Masterplan” (1998), un interesante disco recopilatorio compuesto por caras B.

Tras tres años sin nuevos temas de estudio, el grupo británico aparecería con nueva formación en el año 2000 y con nuevo disco, “Standing in the shoulder of giants” (2000), nombre derivado de una cita del científico Isaac Newton: “Si consigo ver más lejos es porque me he aupado en los hombros de gigantes”.

El guitarrista Paul “Bonehead” Arthurs y el bajista Paul “Guigsy” McGuigan dejaron la banda, siendo sustituidos por los guitarristas Gem Archer (antiguo miembro de Heavy Stereo) y Andy Bell (ex Ride).

El Lp (número 1 en Inglaterra y número 24 en el Billboard americano) incurría en atmósferas de carácter psicodélico y un trabajo técnico más pulido, con una plausible labor melódica y de nuevo, una profunda huella de los Beatles en las composiciones. El single “Go let it out” (un tema número 1 en Inglaterra influenciado por el “I walk on gilded splinters” de Johnny Jenkins y el melotrón del “Strawberry fields forever” de los Beatles) sería el tema que presentaría el álbum. Posteriormente aparecerían “Who feels love” (con la versión de “Helter Skelter” en el sencillo), tema lisérgico que llegaría al puesto 4 en los charts británicos, y la balada acústica interpretada por Noel “Sunday Morning Call”, canción distintiva del proceder de Oasis que repitió el mismo puesto que el anterior sencillo.
“Put yer money where yer mouth is” (con reminiscencias del “Roadhouse Blues” de los Doors y de otra de sus grandes influencias, T. Rex), “I can see a liar”, “Gas Panic” o “Roll it over” son otros de los principales temas de este meritorio e infravalorado álbum producido por Mark “Spite” Spent, quien había trabajado previamente con gente como Björk, Madonna, Massive Attack, U2 o Erasure.
Liam Gallagher se estrena en este disco como compositor con “Little James”, una balada escrita con un notable tacto melódico pero con una letra un tanto ñoña en su afán cariñoso de dedicar el tema a su hijastro James Kerr, hijo de Patsy Kensit y Jim Kerr, el líder de los Simple Minds.
En el año 2000 también publicaron el disco en vivo “Familiar to Millions”.

La democratización autoral de Oasis se acentúa en “Heathen Chemistry” (2003), su quinto Lp (número 1 en Gran Bretaña y número 23 en USA) en estudio. De los doce temas del disco, tres son compuestos por Liam, uno por Gem Archer (quien escribe “Hung in a bad place”, un funcional tema rockero con influencia del “No fun” de los Stooges) y otro (un instrumental exiguo e intrascendente) por Andy Bell.

Los rip-offs continúan (a lo largo del álbum se pueden escuchar sombras de los Rolling Stones, Stone Roses, Slade, Stooges y por supuesto, los Beatles, con fijación obsesiva por parte de Liam por John Lennon), pero también la innegable capacidad como compositor melódico de Noel Gallagher siempre depara buenos momentos, aunque faltos de sorpresa para el ducho melómano.
Entre los mejores cortes de un disco de esmerado tratamiento en producción y arreglos destaca la intensa balada “Stop crying your heart out” (número 2 en single). Su primer single había sido “The Hindu Times” (número 1), pieza rock que oferta un mixtura entre sonidos acústicos y eléctricos, con un riff guitarrero bastante similar al utilizado por los Stereophonics en el tema “Same size feet”. El tercer sencillo sería “Little by little” (número 2), una balada pegadiza pero bastante genérica y formulista dentro de su conocido catálogo de canciones de éxito para todos los públicos.
Sorprende la escritura de Liam, pivotando tenazmente sobre la figura de Lennon en “Songbird”, un estimable tema de deje country-folk, “Born on a different cloud”, canción en la cual pareces escuchar la voz del mismísimo Beatle en la etapa “Imagine” y “Better man”, una pieza que parece encontrar (de nuevo) al John Lennon del “I don’t want to be a soldier” con los Stone Roses del “Love spreads”.

Con el single “Lyla” como adelanto de su sexto de su discografía, Oasis publicaron “Don’t believe the truth” (2005), álbum de sonidos psicodélicos que está editado en el propio sello de Noel Gallagher, Big Brother Recordings.

Otros títulos del álbum son “Turn up the sun”, “Mucky Fingers”, “Love like a bomb” o “The meaning of soul”.

En el año 2008 apareció su nuevo disco, “Dig Out Your Soul”.


Anuncios

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Personaje destacado dentro de la industria musical británica a partir de finales de los años 60. Al margen de sus discos como intérprete, con su faceta de productor para la Stiff Records ejerció notable influencia en la new wave y el punk de finales de la década setentera.

Nick Lowe nació el 25 de marzo de 1949 en Suffolk (Inglaterra). A temprana edad emprendió su labor como músico en un buen número de bandas en las que también tomaba parte Brinsley Schwarz. La más conocida de ellas fue Kippington Lodge, grupo que a principios de 1969 se rebautizaría como Brinsley Schwarz, erigiéndose en uno de los conjuntos líder del denominado pub-rock, precursores del punk y de la new wave.

Tras la aventura con el guitarrista Schwarz, Lowe comenzó a trabajar en la producción para gente como Kursaal Flyers, Dr. Feelgood o Graham Parker.

Su carrera en solitario daría inicio con “Bay City Rollers We love you” y “Let’s go to the disco”, unos sencillos poco comerciales que el propio Lowe escribió para ser expulsado de su compañía (United Artist), en la que no se encontraba demasiado a gusto.

Su siguiente ubicación sería en el mítico Stiff Records, sello en el que ingresaría en 1976 y lugar en donde pudo libremente explorar sus tendencias más poperas.

Allí también produciría discos para personajes importantes de la época como Elvis Costello, Clover, The Damned o Wreckless Eric, y formaría una banda llamada Rockpile, en la que se encontraba también Dave Edmunds, su acompañante en la gira “Live Stiffs Tour”.

“So it goes” fue su primer sencillo en solitario en Stiff, una composición bien recibida por la crítica pero que no encontró demasiado apoyo comercial. Poco después se marcharía a Radar Records, la nueva compañía fundada por Jake Riviera, uno de los totems de Stiff, en donde editó “Jesus of Cool” (1978), un excelente LP que funcionó bastante bien en ventas gracias al sencillo “I love the sound of breaking Glass”.

Su siguiente disco, “Labour of lust” (1979), que contenía “Cruel to be kind”, fue acogido con grandes alabanzas incluso en los EEUU.

Al mismo tiempo, su carrera como productor proseguía con colaboraciones con grupos como The Pretenders, o con la cantante americana Carlene Carter, con la que Nick contrajo matrimonio en el año 1979.

Tras grabar “Seconds of Pleasure” (1980) con Rockpile, Lowe presentó su tercer trabajo en solitario titulado “Nick The Knife” (1982), que obtuvo moderadas ventas, cosa que no ocurrió con su continuación, “The Abominable Showman” (1983).

“And his cowboy outfit” (1984) y “Rose of England” (1985) fueron notables LPs que cosecharon aceptables resultados comerciales, aunque en los años 80, Lowe vio perjudicada su carrera por problemas con el alcohol y parecía más ocupado en producir discos ajenos, entre ellos a Elvis Costello, Paul Carrack, Carlene Carter, The Fabulous Thunderbirds, o John Hiatt.

Nick Lowe volvió a grabar un álbum propio con “Pinker and Prouder than previous” (1988), en el que su estilo tendió hacia una posición más rockera.
“Party of one” (1990) abría la nueva década con buen pie ya que se trataba de un magnífico disco en donde colaboraba y producía su antiguo amigo Dave Edmunds.

En 1992 formó Little Village, grupo en el que estaban al lado de Lowe gente como Ry Cooder, John Hiatt y Jim Keltner, quienes publicaron “Little Village” (1992), un disco fallido sin repercusión popular, hecho que provocó el fin del proyecto.

“The Impossible Bird” (1994), un álbum con sonoridad country que recibió grandes críticas, y “Dig My Mood” (1998) prorrogaron la discografía de un artista que a pesar de no conocer el éxito masivo en solitario sí cuenta con un importante seguimiento de culto.

Sus últimos LPs son “The Convincer” (2001) y “At my Age” (2007).

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

.

Grupo de pub rock surgido a comienzos de los años 70, compuesto por el cantante, armonicista y guitarrista Lee Brilleaux, el guitarrista líder Wilko Johnson, el bajista John B. “Sparko” Sparks y el batería John “The Big Figure” Martin, miembros de bandas previas de R&B creadas a finales de los años 60.

Esta formación británica, iniciada en 1971 y bautizada con el nombre de una canción de Johnny Kidd & The Pirates, se convirtió en el prototipo de grupo en directo, interpretando de manera profusa e intensa su catálogo musical basado en las claves básicas del rock’n’roll y el R&B, bebiendo tanto de Chuck Berry, Bo Diddley o Muddy Waters como de los primeros Rolling Stones.
Después de múltiples actuaciones, seguidas con entusiasmo por los amantes de los sonidos tradicionales del rock, la banda consiguió firmar con United Artists para grabar su Lp debut, “Down by the Jetty” (1976), un fenomenal disco producido en mono por Vic Maile y dominado por las composiciones de Wilko Johnson. Música enérgica, simple y directa, que devolvía a mediados de los 70 la inmediatez del rock y R&B de los 50 y 60.
Con “Malpractice” (1976), disco con excelentes temas como “Going back home” (compuesta entre Wilko y Mick Green), “Back in the night” o “Another man”, el grupo consiguió incrementar su número de fieles seguidores, que disfrutaban con sus fibrosas actuaciones en vivo. El álbum alcanzó el puesto 17 en las listas británicas.

“Stupidity” (1976) es una de sus mejores obras. Un disco en vivo (número 1 en el Reino Unido) en donde repasaban algunos de sus mejores temas propios, como “Back in the night”, “She does it right”, “Going back home”, “Roxette” o “All through the city”, realizando también versiones de gente como Bo Diddley o Chuck Berry.
Durante la grabación de su cuarto Lp, “Sneakin’ Suspicion” (1977), se produjeron disensiones entre Wilko y Brilleaux, que terminaron con la marcha de una de las figuras clave de la banda, Johnson, principal compositor y guitarrista. El disco, con el single homónimo y producido por Bert De Coteaux, arreglista de B. B. King y Albert King, no consiguió la repercusión de su predecesor, principalmente porque la juventud de la época se encontraba inmersa en plena explosión punk, un movimiento pavimentado por el pub-rock.

Wilko formaría Solid Senders y Henry McCullough se uniría a Dr. Feelgood para acompañarlos en sus numerosos conciertos antes de que el reemplazo definitivo fuese el de John “Gypie” Mayo, quien debutaría en “Be seeing you” (1977), un disco producido por Nick Lowe que cosechó ventas estupendas gracias a temas como “She’s a windup”, “As long as the price is right”, “Looking back” o “That’s it, I quit”, canción compuesta por el propio Lowe.
En 1978 apareció un single titulado “Milk and alcohol”, un tema escrito entre Nick Lowe y el guitarrista Gypie Mayo que se convertiría en uno de los clásicos del repertorio del grupo. La canción se encontraba en “Private Practice” (1978), un Lp producido por Richard Gottehrer, colaborador de Blondie o The Climax Blues Band, que también incluía el single “Down at the doctors”, canción escrita por Mickey Jupp.
La década de los 70 se cerró con discos disfrutables aunque inferiores a sus primeras obras, como “As it happens” (1979), un directo en el cual volvieron a trabajar con Vic Maile, y “Let it roll” (1979), álbum en estudio realizado por el conocido productor de míticas bandas de blues Mike Vernon.
Nick Lowe retornaría a la producción de Dr. Feelgood con “A case of the shakes” (1980), un festivo disco continuado por el directo “On the job” (1981), el último álbum en el cual aparecería el guitarrista Mayo.
Después de este trabajo el grupo abandonó United Artists para fichar por Chiswick. Reclutaron a John Crippen, más conocido como Johnny Guitar, y grabaron “Fast Women & Slow Horses” (1982). Producido por Maile, el álbum, a pesar de la profesionalidad del sonido, resultó una decepción, hecho que provocó la marcha de la sección rítmica del grupo, Sparko y Big Figure dejaron Dr. Feelgood, permaneciendo como único miembro original del grupo el ardoroso vocalista Lee Brilleaux, quien tras una gira decidió romper el grupo.
La decisión duró poco, ya que poco tiempo después Lee formaría unos nuevos Dr. Feelgood con el guitarrista Gordon Russell, el bajista Phil Mitchell y el batería Kevin Morris, con los que retomaría sus interminables giras y la grabación de nuevos discos en los años 80, como “Doctor’s Orders” (1984), álbum producido por Mike Vernon, “Mad Man Blues” (1986), Lp compuesto por covers de clásicos de blues, “Brilleaux” (1986), disco con producción de Will Birch, el miembro de Kursaal Flyers y The Records, o “Classic” (1987), trabajo aparecido en su propio sello, Grand Records.
En los años 90 se incorporó al grupo, sustituyendo a Russell, el guitarrista Steve Walwyn, quien toca en el álbum en vivo “Live in London” (1990). Posteriormente aparecería el disco “Primo” (1991), el último en estudio en el que intervendría Lee Brilleaux, quien fallecería de cáncer en abril de 1994. Un año después de su muerte publicarían el directo “Down at the Doctors” (1995).
Sin ningún miembro original en la formación, Pete Cage y posteriormente Robert Kane se pusieron al frente como vocalistas de Dr. Feelgood para continuar perpetuando en directo el legado de esta histórica formación británica de rock’n’roll. “Chess Masters” (2000), directos y recopilatorios fueron apareciendo en la última etapa de su larga carrera.

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

.

Aunque llamado como su guitarrista los Brinsley Schwarz eran un grupo en toda regla liderado más que por Brinsley por el cantante y bajista Nick Lowe (nacido el 25 de marzo de 1949).
Junto a Schwarz y Lowe se encontraban el teclista Bob Andrews y el bateria Bill Rinkin.
Varios de sus componentes habían pasado previamente por el grupo de pop psicodélico Kippington Lodge. Con este nuevo proyecto pub-rock lograrían alcanzar la popularidad gracias a sus interpretaciones en vivo de temas enraizados en las sonoridades básicas del rock’n’roll, el pop, el country-rock o el folk-rock californiano, influenciados por Crosby, Stills & Nash, The Band, Byrds o Buffalo Springfield.

Descubierta por el mánager y productor Dave Robinson (antiguo road manager de Jimi Hendrix), la banda, tras unos conciertos publicitarios poco memorables en el Fillmore de Nueva York, logró debutar en vinilo con “Brinsley Schwarz” (1970), LP con Lowe dominando la escritura en temas como “Hymn to me”, “Lady constant” o “Shining Brightly”.

El mismo año editaron “Despite it all” (1970), disco más country-rock que incluía cortes como “Country girl”, “The slow one” o “Fat angel”. Iam Gomm, como guitarrista y vocalista, se añadiría al grupo para grabar “Silver Pistol” (1972), uno de sus mejores trabajos. En el álbum, además de los estupendos temas de Nick, como “Merry go round”, “The last time I was fooled” o “Nightingale”, se escuchaban composiciones del recién llegado Gomm, como “Dry land”, “One more day” o “Range war”.
Sus interpretaciones en vivo y discos como “Nervous on the road” (1972), producido por Kingsley Ward, o “Please don’t ever change” (1973), con producción de Vic Maile, confirmaron a Brinsley Schwarz como uno de los conjuntos más importantes dentro del pub-rock británico de comienzos de la década de los 70, siendo alabado por muchos colegas, entre ellos Paul McCartney.

Lamentablemente los pubs estaban llenos cuando actuaban pero sus excelentes LPs no encontraron una respuesta comercial que permitiese la continuación de la banda tras su último álbum, “New favourites of Brinsley Schwarz” (1974), un cierre espléndido a su carrera que fue producido por Dave Edmunds.

Tras la ruptura de Brinsley Schwarz en 1975, Nick Lowe iniciaría una brillante trayectoria como solista y productor, mostrando, como en sus últimos trabajos con su anterior banda, un tendencia mayor a los sonidos pop. Su primer LP sería “Jesus of cool” (1978).
Brinsley y el teclista Bob Andrews tocarían con los Rumour de Graham Parker, mientras que Ian Gomm también trabajaría como técnico y debutaría en solitario con el álbum “Summer Holiday” (1978), en donde ofertaba, además de sus propias composiciones, una versión de los Beatles, “I can’t do that”.

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

.

A comienzos de los años 70 y derivados del grupo irlandés 60’s The Alpine Seven se formó en Londres esta apreciable banda de pub-rock, grupo que interpretaba rock por el mero hecho de disfrutar en vivo en locales con un ambiente propicio al rock’n’roll, al rítmico r&b o al country-rock y folk-rock de buen trato melódico, con armonías vocales estupendas.
Con el nombre de Bees Make Honey, el conjunto estaba integrado en sus orígenes por el cantante, principal compositor y bajista Barry Richardson, los guitarristas y vocalistas Mick Molloy y Deke O’Brien, el teclista y saxo Ruan O’Lochlain y el batería Bob Lee, quien en 1973 dejaría la banda para irse a tocar con Supertramp. Su reemplazo sería Frank Byrne.

Quien también se marchó poco después de crearse el grupo fue O’Lochlain, siendo sustituido por el bajista Rod Remick y el teclista Malcolm Marley, quien igualmente dejaría la formación tras un breve tiempo actuando con la banda para unirse al grupo Man. El líder del grupo, Richardson, se ocuparía del saxo.
Bes Make Honey, con la representación de Dave Robinson, eran básicamente una banda de directo, girando con profusión por los pubs irlandeses y londinenses interpretando sus propios temas, escritos en su mayoría por Richardson, y clásicos del rock’n’roll, R&B, boogie-rock, folk-rock o country-rock.
Sus vívidos conciertos llamaron la atención de la EMI, compañía discográfica con la que publicarían en 1973 el animado y magnífico single “Knee Trembler”, tema escrito por Barry y Deke. Más tarde aparecería el Lp “Music every night” (1973).

Después de este disco se produjeron nuevas bajas, permaneciendo únicamente Barry Richardson como miembro original. A Barry se le unirían el teclista Kevin McAlea y los guitarras Ed Dean y Willie Finlayson.
Después de escribir su segundo disco EMI rechazó las grabaciones. Tras su salida de EMI Bees Make Honey ficharon por DJM pero finalmente el Lp tampoco sería publicado, hecho que precipitó su ruptura en 1974.
Posteriormente el batería Byrne se integró en el grupo Ace de Paul Carrack.
En el año 2003 se publicó el recomedable recopilatorio “Back on track”.

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

.

Fundados en Sheffield en el año 1972 bajo el nombre de Ace Flash and the Dynamos y liderados por el vocalista y teclista Paul Carrack (nacido el 22 de abril de 1951 en Sheffield), Ace estaban enmarcados dentro de lo que se denominó a principios de los setenta en Gran Bretaña grupo de pub-rock, tendencia musical que retornaba a las raices básicas del rock, soul, country y el blues, interpretadas en el circuito de pubs británicos y alejadas de los aspavientos y pretensiones de su contexto sonoro.

Junto a Carrack, que provenía de la banda de jazz-rock Warm Dust, se encontraban el guitarra y vocalista, ex miembro de The Action y Mighty Baby, Alan “Bam” King (nacido el 18 de septiembre de 1946 en Kentish Town), el guitarrista, antiguo componente de Mighty Baby, Phil Harris (nacido el 18 de julio de 1948 en Muswell Hill), el bajista Terrry “Tex” Comer (nacido el 23 de febrero de 1949 en Lancashire) y el batería Fran Byrne (nacido el 17 de marzo de 1948 en Dublín), quien ocupó el puesto en las baquetas tras las marchas de Steve Witherington y Chico Greenwood.

Tras firmar con Anchor Records, grabarían su primer y mejor disco grande “Five-a-side” (1974), un album muy recomendable que contenía su famoso sencillo, “How long”, tema que se convirtió en un gran éxito de ventas en todo el mundo.
Su segundo Lp, “Time for another” (1975), un trabajo de menor enjundia artística que pasó bastante desapercibido a nivel comercial, provocaría la marcha de Phil Harris, siendo sustituido en la guitarra por el estadounidense John Woodhead.
La nueva formación grabaría “No strings” (1977), un album poco afortunado que supuso el final de la banda.

Read Full Post »