Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘SOUTHERN ROCK’

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Junto a la Allman Brothers Band, Lynyrd Skynyrd es el grupo más importante que ha conocido el rock sureño, un estilo musical basado en la emulsión de blues-rock, country, boogie, honky tonk y rock’n’roll, y en una apostura personal que subraya sus raíces telúricas-confederadas, de finalidad reinvidicativa y lúdica.

Las primeras semillas de Lynyrd Skynyrd fueron diseminadas a mitad de la década de los 60, cuando un grupo de estudiantes de Jacksonville, ciudad del estado de Florida, decidieron formar una banda a la que llamaron My Backyard.

Con posterioridad, poco conformes con su nombre, se fueron denominando The Noble Five, Wild Cats, Sons of Satan, Once Percent, Conqueror Worm y finalmente Lynyrd Skynyrd, nombre tomado de su profesor de gimnasia en el instituto, un tipo malhumorado llamado Leonard Skinner.

El grupo estaba compuesto por el cantante y guitarrista Ronnie VanZant (nacido el 15 de enero de 1948 en Jacksonville), los guitarristas Allen Collins (nacido el 19 de julio de 1952 en Jacksonville) y Gary Rossington (nacido el 4 de diciembre de 1951 en Jacksonville), el bajista Leon Wilkeson (que sustituyó a Larry Junstrom), el teclista Billy Powell, y el batería Bob Burns.

Tras patearse los locales de varios estados sureños, consiguieron llamar la atención de Al Kooper, el ex miembro de Blood, Sweat & Tears que después de contemplar un concierto del grupo en el club Funocchio’s de Atlanta, les propuso firmar un contrato discográfico con la MCA.
Poco antes de su incorporación a la MCA se les unió otro guitarrista, Ed King, un antiguo componente de la banda psicodélica Strawberry Alarm Clock.

El talento del vocalista Ronnie VanZant en la composición, con textos urdidos en su autoafirmación redneck en los que había cabida para el humor, la nostalgia, la algazara o el sentimiento, y el triplete de guitarristas conformado por Ed King con su Fender Stratocaster, Allen Collins con su Gibson Firebird, y Gary Rossington con su Gibson Les Paul, fueron los cimientos básicos de su primer LP, “Pronounced Leh-Nerd Skin-Nerd” (1973), una obra maestra del rock sureño producida por el propio Al Kooper.

Entre sus ocho temas destacan cortes como “Gimme three steps”, “Tuesday’s gone” y “Freebird”, una pieza compuesta en homenaje al guitarrista fallecido de los Allman Brothers, Duane Allman, que se convirtió en uno de los grandes clásicos del grupo de Florida.

Poco después de esta grabación, los Lynyrd Skynyrd fueron elegidos por los Who para que les acompañaran en su gira americana que presentaba en tierras estadounidenses el exitoso album “Quadrophenia”.

Ser teloneros de los Who ensanchó el número de seguidores de Lynyrd Skynyrd, quienes compraron masivamente su segundo LP, el estupendo “Second Helping” (1974), de nuevo con Kooper en calidad de productor.

Este disco presentaba temas excelentes, como “The ballad of Curtis Loew”, “Working for MCA”, “The needle and the spoon” y su canción más popular, “Sweet home Alabama” (número 8 en listas), compuesta en respuesta a los ataques de Neil Young hacia el supuesto espíritu racista y conservador de los ciudadanos sureños (aquí el bueno y siempre reivindicativo Neil generalizó en demasía), que había esgrimido en temas como “Southern Man” del “After the gold rush” o “Alabama” del “Harvest”.

Para su tercer disco, “Nuthin’ Fancy” (1975), y ante la marcha del batería Bob Burns, el grupo reclutó a Artimus Pyle. El LP proseguía sus constantes instrumentales pero vigorizando su sonoridad.
Las composiciones más brillantes del album, dentro de una lógica formulista que les llevó al éxito y que complacía a sus fans, son “Saturday Night Special” y “Whiskey Rock-A-Roller”.
Poco después de la grabación del disco se produjo la sensible baja de uno de los guitarristas, Ed King.

“Gimme back my bullets” (1976) presentaba por primera vez la ausencia de Al Kooper como productor, incorporando al prestigioso Tom Dowd, quien había colaborado con los Allman Brothers y Black Oak Arkansas.

El disco es un buen trabajo, pero ante la falta de King, muchas grabaciones se resienten de la resonancia que provocaban la tríada de guitarristas. Aún así, contiene temas muy recomendables, como “Double Trouble” o el homónimo del album.

Siendo una de las mejores características del grupo el poderío encima de un escenario y la conexión emocional con sus incondicionales, a estas alturas de su trayectoria y con un retroceso en las ventas tras “Gimme back my bullets”, lo mejor que podían hacer Lynyrd Skynyrd eran publicar un disco en directo, y así lo hicieron.
“One more from the road” (1976) fue un doble álbum grabado en Atlanta, en el cual aparecía el nuevo guitarrista Steve Gaines.
Junto a Gaines, el grupo también añadía un coro de cantantes femeninas compuesto por Cassie Gaines, Jo Jo Billingsley y Leslie Hawkins.

Su siguiente album fue “Street Survivors” (1977), un disco que originalmente presentaba en su portada a la banda envuelta en llamas.

Este fenomenal disco, con grandes temas como “You got the right”, “That Smell”, “I know a little” o “What’s your name?”, tuvo que cambiar de portada cuando pocos días después de su aparición en el mercado, el 20 de octubre de 1977 (el LP había llegado a las tiendas el 17 de octubre), Ronnie VanZant, Steve Gaines, Cassie Gaines y el manager Din Kilpatrick fallecían tras un accidente aéreo cuando el grupo volaba desde Greenville hacia Baton Rouge.
Los demás miembros del grupo resultaron heridos, pero finalmente se recuperaron.

Este golpe fue definitivo para la disolución de la banda, pues sin su alma mater compositivo no tendría sentido continuar la trayectoria musical como Lynyrd Skynyrd.

Después de publicar el exitoso recopilatorio “Gold And Platinum” (1980), Gary Rossington y Allen Collins formaron la Rossington Collins Band, un grupo del que también formaban parte sus antiguos compañeros Leon Wilkenson y Billy Powell, junto al batería Derek Hess y la cantante Dale Krantz, que se casó con Rossington en 1982.
El único componente de Lynyrd Skynyrd que no se unió a la Rossington Collins Band fue el batería Artimus Pyle, que formaría su propio grupo, la Artymus Pyle Band.

La desgracia se cebó de nuevo con los miembros de Lynyrd Skynyrd, cuando tras publicar dos discos con la Rossington Collins Band, Allen Collins quedó paralítico en 1986 tras un accidente de coche que mató a su novia. Collins moriría en 1990 a causa de una neumonía.

Al conmemorarse los diez años del trágico accidente que puso punto y final a la banda, Gary Rossington, Ed King, Leon Wilkeson y Billy Powell volvieron a girar con el nombre de Lynyrd Skynyrd Tribute Tour, incorporándose a la banda el hermano menor de Ronnie, Johnny VanZant y un tercer guitarrista llamado Randall Hall.
Estos conciertos fueron el germen del Lp doble en directo “Southern by the grace of God” (1988).

Tras el éxito popular de este trabajo, el grupo siguió publicando discos, aunque bastante inferiores a los grabados en su gloriosa etapa primeriza, que ayudaron a instaurar y popularizar las claves fundamentales del rock sureño.

Billy Powell falleció el 28 de enero del año 2009 de un ataque al corazón a la edad de 56 años.

Anuncios

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Banda americana de rock con acento sureño al estilo de Lynyrd Skynyrd o The Marshall Tucker Band, liderada por el cantante y frontman Jim “Dandy” Mangrum (nacido el 30 de marzo de 1948 en Black Oak, Arkansas), quien junto a un grupo de amigos poco amantes de la institución escolar y si del rock’n’roll, decidieron formar en su adolescencia un conjunto musical en donde orientar su elevada pasión melómana. Esos amigos eran los guitarristas Ricky “Ricochet” Reynolds, Harvey “Burley” Jett y Stan “Goober” Night, el bajista Pat Dougherty y el batería Wayne Evans. A finales de la década de los 60 y tras muchas dificultades (fueron arrestados en varias ocasiones por robo, único medio con el que contaban para conseguir dinero y pagar sus instrumentos) consiguieron establecerse en la ciudad de Nueva Orleans bajo el nombre de Knowbody Else. Allí publicaron un Lp homónimo en 1969 en la compañía Stax, que pasó sin pena ni gloria tanto en la radio como en las tiendas de discos. Con el cambio de decenio, Knowbody Else volvió a trasladarse de localidad, mudándose a la soleada ciudad de Los Angeles, en donde se rebautizaron de nuevo, ahora con el nombre definitivo de Black Oak Arkansas, derivado del lugar de nacimiento de Mangrum. El cambio resultó afortunado, ya que en breve firmaron con el sello Atlantic y publicaron “Black Oak Arkansas” (1971), un notable disco producido el miembro de Iron Butterfly Lee Dorman que contaba con temas del calibre de “Hot and nasty”, “Uncle Elijah” o “Lord, have mercy on my soul”. Sus conciertos también aumentaron espectacularmente de audiencia, siendo seguidos por un buen número de fans que deseaba contemplar el fibroso, sensual y potente espectáculo ofrecido por Mangrum y su banda, ubicados ya en sonidos boogie, country-rock, algún toque de hard-rock y principalmente rock sureño. Su segundo Lp como Black Oak Arkansas sería “Keep the faith” (1972), un álbum que proseguía con las constantes sonoras y líricas de su disco debut. Después de este trabajo, el batería Wayne Evans abandonaría el grupo, siendo reeemplazado en las baquetas por Tommy Aldridge, quien ya partició en la grabación de “If an angel came to see you, would you make her feel at home?” (1972) tercera entrega del conjunto de Arkansas que fue producida (al igual que el anterior) por Tom Dowd, esencial personaje del southern rock que ya había trabajado con los Allman Brothers y lo haría también con los Lynyrd Skynyrd. A pesar de que todos sus discos habían obtenido un respetable resultado comercial, “Raunch ‘n’ roll live” (1973), un Lp en directo y “High on the hog” (1973), su mejor trabajo en estudio confirmaron a la banda en 1973 como uno de los puntales dentro del género. En “High on the hog” viene incluída su canción más popular y exitosa, “Jim Dandy to the rescue”, una enérgica versión de Lavern Baker cantada al alimón por Mangrum y Ruby Starr. Posteriores trabajos de la banda como “Street Party” (1974), “Ain’t life grand” (1975) -en donde versionaban el “Taxman” de los Beatles- “X-Rated” (1975), “Live! Muta” (1976), “10 year overnight success” (1976), “Race with the devil” (1977) o “I’d rather be sailing” (1978) resultaron más irregulares que “High on the hog”, pero en algunos surcos contenían buenos retazos de su brioso proceder musical. En esa época los Black Oak Arkansas cambiaron en varias ocasiones de personal, incorporando a los guitarristas James Henderson (pareja sentimental de Ruby Starr), Greg Reding y Jack Holder, al bajo Andy Tanas y al batería Joel Williams, permaneciendo en esa época el rubio Mangrum como único miembro original de la banda. En 1980 y a raíz de un ataque al corazón sufrido por su líder, que le imposibilitaba para proseguir su carrera artística, los Black Oak Arkansas se separaron. Con fortuna, Jim “Dandy” Mangrum se recuperó de sus achaques cardiacos y regresó al mundo de la música para grabar en solitario y con posterioridad recuperar a su conjunto en la grabación de “The Wild Bunch” (1999), un aceptable disco producido po Lanny Cordola (ex miembro de Giuffria) en donde se volvían a reunir parte de los componentes originales de este importante grupo de southern rock.

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

.

La banda estadounidense Black Crowes no es que brille por su inventiva en sonidos, pero graban buenos discos y ofrecen buenos directos, que es de lo que se trata.

Su música está anclada permanentemente en finales de los años 60 y sobre todo, las pautas clásicas del rock de inicios de los años 70, con fijación por los Rolling Stones del “Exile on main street”, “Sticky Fingers”, “Let it bleed” o “Beggars Banquet”, los Faces de Rod Stewart del “Long Player” o el “A nod is as good as a wink…to a blind horse”, o los Humble Pie del “Town and Country”. También beben con profusión del southern rock clásico de bandas como Allman Brothers o Lynyrd Skynyrd. Estas formaciones y discos están englobados en una época en las cuales la psicodelia se comenzaba a dejar de lado para comulgar un brioso y bravucón rock’n’roll con las músicas más enraizadas en la tradición popular americana, el blues, el soul, el folk, el country o el gospel.

Sus obras no resultan nada nuevas ni originales pero su habilidad para crear una intensa interacción instrumental y su actitud en escena los emparienta con alguna de las ofertas más importantes del período, grabando discos que festejan la energía y la esencia del rock atemporal.

El corazón del grupo, formado en la ciudad de Atlanta a mediados de los años 80 bajo el primer nombre de Mr. Crowe’s Garden, se encuentra en los hermanos Robinson, Chris (nacido el 20 de diciembre de 1966), cantante, y Rich (nacido el 24 de mayo de 1969), guitarrista.
Ambos se vieron inmersos en los sonidos sureños por su padre, un músico profesional que llegó a sonar en el Grand Ole Opry. En su primera encarnación la banda fue completada por el guitarra Jeff Cease, el bajista Johnny Colt y el batería Steve Gorman.

“Shake your money maker” (1990) fue su fenomenal Lp debut en American Records, un disco presentado con el single “Jealous Again”, una estupenda canción que recordaba al “Tumbling Dice” de los Stones y que contenía un pegadizo estribillo, un contagioso ritmo boogie y un aroma honky tonk.
Esta herencia de los Stones y Faces se veía amplificada con una gran versión del tema de Otis Redding “Hard to handle”, canción que sirvió para concederles la fama en el mainstream al conseguir excelentes ventas y aparecer en puestos altos en las listas rock del Billboard.

El Lp, producido por George Drakoulias y con los teclados del miembro de los Allman Brothers y colaborador de los Stones, Chuck Leavell, también lograría resultados comerciales importantes (número 4), confirmando que su música aferrada al rock de raíces continuaba atrayendo a miles de personas en todo el mundo.
“She talks to angels”, una balada acústica que narraba una historia de adicción a las drogas y el tema que abre el álbum, “Twice as hard”, corte rockero de herencia Led Zeppelin, son otras de las piezas más destacadas de este primer álbum.

Para su segundo álbum, “The Southern Harmony and Musical Companion” (1992), el grupo cambió de guitarrista, abandonando Cease e incorporandose a la formación el guitarra Marc Ford y el teclista Eddie Harsch, quienes ayudaron, con el añadido de unos coros femeninos que enriquecían el conjunto del disco, a propagar el sonido de su primer y satisfactorio álbum.
El disco, uno de las cimas de su carrera, alcanzó el número 1 en el Billboard gracias a exitosos cortes que derrochaban su sustancial southern rock, con piezas que concuerdan rock, blues, soul, country… como en la fantástica “Remedy”, la balada “Thorn in my pride”, “Sting me”, con el glorioso acompañamiento soulero de las voces femeninas, o “Southern Salvation”, una estimable pieza blues-rock que parece estar cantada por Rod Stewart.

Con esta grabación los Black Crowes se erigieron como uno de los grupos punteros del rock’n’roll de comienzos de década gracias a su vibrante sonido y su contundente directo con momentos para largas jam.
En el Lp, producido de nuevo por el competente Drakoulias, incluían también el tema “Time will tell”, una versión de Bob Marley que sobraba en el álbum.

“Amorica” (1994), producido por Jack Puig, volvía a reincidir en sus tradiciones y especialmente en los ecos de los Rolling Stones y Faces, que resonaban durante toda su travesía. “Gone”, iniciado con una percusión latina que rememora los inicios del “Sympathy for the devil” antes de atacar con un afilado riff guitarrero y una expresión vocal anclada en el soul, el country-rock de primer nivel en “Wiser time”, el cimbreante rock de penetrante riff de “A conspiracy”, o la excelente “She gave good sunflowers”, una joya con una absorbente sinergia entre todos los instrumentos, en especial las guitarras y el teclado, son los mejores momentos de un Lp (número 11) de controvertida portada.

Dos años después llegaría “Three snakes & one charm” (1996), otro disco (número 15) sin sorpresas en su habitual basamento southern rock, con unas composiciones menos inspiradas que sus anteriores trabajos y un sonido más pulido. Algunos de sus mejores cortes son la balada “Good Friday” o “Blackberry”, un tema que sigue el mismo patrón rockero que sus momentos más destacados en previos discos.
Después de este álbum, el guitarra líder Marc Ford, parte muy importante en el éxito de su sonido, sería despedido del grupo en 1997 por su excesivo consumo de drogas. Un año más tarde el que dejó el grupo fue el bajista Johnny Colt, quien sería sustituido por Sven Pipien.

En 1999 ficharon por Columbia publicando en este sello “By your side” (1999), un dinámico disco de clásico rock’n’roll (número 26) producido por Kevin Shirley (Aerosmith o Dream Theater) en el cual mostraban un apego cada vez mayor por Led Zeppelin sin desdeñar sus inmutables raíces Faces/Stones/Humble Pie.
Cortes hard-rock como “Kickin’ my heart around”, “Horsehead”, la frenética “Go faster” o la canción homónima, que vuelve a recordar al “Tumbling Dice” stoniano, son varios de los pasajes más intensos de este Lp.

Un año después aparecería el directo “Jimmy Page and The Black Crowes. Live at The Greek” (2000), obra que recogía sus actuaciones previas junto al líder de Led Zeppelin y que contenía mayoritariamente versiones de temas clásicos de la seminal banda británica.
En el años 2000 el frontman Chris Robinson se casó con la actriz Kate Hudson (“Casi Famosos”) y los Black Crowes publicaron un recopilatorio titulado “A tribute to a work in progress: Greatest Hits 1990-1999” (2000).

Tras Columbia el grupo firmó un contrato con V2 y publicó “Lions” (2001), un álbum (número 20) producido por Don Was (B-52’s, Rolling Stones o Iggy Pop) que, experimentando con disposiciones más modernas sin malograr sus fundamentos básicos y con algún semblante psicodélico, contenía cortes como el fabuloso “Lickin’”, vibrante pieza rock-funk de pirotecnica guitarrera, “Midnight from the inside out”, un corte muy similar a los compuesto por la pareja Page/Plant, “Cosmic Friends”, curioso tema con un caótico pero atractivo ensamble entre la guitarra, el piano y una retumbante batería desarrollado después con un clásico tratamiento hardrockero a lo Led Zeppelin, o “Soul Singing”, tema en donde se expone a las claras sus ascendencias sónicas, con la música negra como base esencial y en este caso, el gospel como uno de sus recurrentes sostenes.

Poco después de la grabación de este disco, tras girar con Oasis y publicar el directo “Live” (20002), el grupo dijo que se tomaba un respiro cesando sus actividades como conjunto.

Chris Robinson publicaría su primer disco en solitario titulado “New Earth Mud” (2002).

En el año 2005, los hermanos Robinson volvieron a girar como Black Crowes.
Tres años más tarde editaron el disco en estudio “Warpaint” (2008), un trabajo que contó con la colaboración en la producción de Paul Stacey.

Más tarde apareció “Before The Frost…” (2009), un álbum que venía acompañado por un disco en Internet titulado “…Until The Freeze”.

Read Full Post »