Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘SPACE ROCK’

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Siempre es agradable escuchar a una banda que intente revolucionar los postulados clásicos del rock, aunque tal revolución no tenga nada de singular, aunque sí de ecléctica, ambiciosa y compleja, ya que tanto en sus composiciones se escuchan resonancias del acid-rock californiano, del free jazz, de la psicodelia o del space-rock, como del funk, del post-rock y sobre todo, del rock progresivo tamizado con sensibilidades emo-rock, con influencias diversas como Pink Floyd, Rush, Voivod, Yes, Led Zeppelin, Jane’s Addiction, Santana o King Crimson.

Mars Volta es el proyecto del cantante Cedric Bixler Zavala y del guitarrista Omar Rodriguez, dos antiguos componentes del grupo independiente At The Drive-In.

Los dos muchachos eran procedentes de la localidad del Paso, en Texas. Después de largarse a California y tras formar el grupo citado la pareja decidió crear en el año 2001 DeFacto, un proyecto progresivo en el cual volcar sus ansias experimentales con la ayuda de los teclistas Ikey Owens y Jeremy Michael Ward. Este cuarteto se vió añadido con Eva Gardner al bajo y Jon Philip Theodore a la batería para formar The Mars Volta.

El grupo, producido por Alex Newport, debutaría en disco en el sello de Omar Rodriguez, Gold Standard, con la publicación del EP “Tremulant” (2002). Junto a sus temas en estudio Mars Volta comenzó a llamar la atención por sus agitadas interpretaciones en vivo, llevadas a cabo tanto en los Estados Unidos como en Europa y Japón.
Después de estas giras Eva y Ikey dejaron el grupo, siendo reemplazados por el bajista Ralph Jasson y la teclista Linda Good, antes del regreso a la formación de Ikey. Jasson sería sustitutido posteriormente por Jason Lader y éste por Juan Alderete. Ward, el “manipulador del sonido” del grupo, fallecería en mayo del año 2003 a causa de una sobredosis.

El afamado productor Rick Rubin se interesó por el grupo y les propuso grabar un LP, “De Louse in the Comatorium” (2003), el cual contaba con la aparición estelar de dos miembros de Red Hot Chili Peppers, el bajista Flea y el guitarrista John Frusciante.

Este disco de rock progresivo y space rock fue continuado por otros álbums de similares características, “Frances the mute” (2005), “Scab Dates” (2005), “Amputechture” (2006) o “The Bedlam in Goliath” (2008).

Al margen de estos discos como Mars Volta, Omar Rodriguez Lopez ha grabado un buen número de trabajos como solista: “Omar Rodríguez” (2005), “Se dice bisonte, no búfalo” (2007), The Apocalypse Inside of an Orange” (2007) y “Calibration” (2008).

El último disco de Mars Volta es “Octahedron” (2009).

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Banda de space rock y hard rock psicodélico formada en Londres a finales de los años 60.
De espaciales y eclécticos sonidos, muchas de sus composiciones giraban en torno a la ciencia-ficción.

El grupo se formó en 1969 por el cantante y guitarra Dave Brock, el guitarra Huw Lloyd (anteriormente estuvo Mick Slaterry), el bajista y vocalista John Harrison, el saxo, flauta y vocalista Nik Turner, el batería Terry Ollis y el teclista Dik Mik Davies, encargados de crear Group X, un proyecto que finalmente acabó llamándose Hawkwind tras denominarse con anterioridad Hawkwind Zoo.

Sus primeras grabaciones fueron el sencillo “Hurry On Sundown”, producido por el miembro de los Pretty Things Dick Taylor, y el album “Hawkwind” (1970), disco grande en el que ya no participó el bajista John Harrison, que fue sustituido por Thomas Crimble. Estos meritorios trabajos discográficos pasaron inadvertidos en su día.

Su actuación en el famoso Festival de la Isla de Wight acrecentó el nombre de Hawkwind entre los amantes del hard rock y la psicodelia.
Una constante en el grupo eran sus cambios en la formación. Después del primer álbum, LLoyd, Dik Mik Davies y Crimble dejaron la banda y fueron sustituidos por el bajista Dave Anderson y el teclista Del Dettmar.
Además se incorporó al grupo el cantante y poeta Robert Calvert, y una bailarina que se convertió en pieza clave de sus conciertos: Stacia.

Otro importante contacto para la banda fue el escritor de fantasía y ciencia ficción Michael Moorcock, quien además de letras y voces, colaboró con Hawkwind para preparar sus espectaculares conciertos.
Dik Mik Davies volvió al grupo mientras que Anderson la abandonó, siendo reemplazado por el bajista y cantante Lemmy (famoso después por liderar Motorhead).

Con esta nueva formación grabaron “In Search of Space” (1971), un disco que incluye el tema “Masters of the Universe”, una de sus canciones más populares.
Tras “In Search of Space” el batería Terry Ollis dejó la banda siendo sustituido por Simon King.

La fortuna de Hawkwind en ventas fue mediocre hasta la aparición de “Silver Machine”, un sencillo de 1972 que logró encaramarse en el Top 3 británico. Este éxito no fue continuado con el siguiente single, “Urban Guerrilla”.

El tercer LP, “Doremi Fasol Latido” (1972), fue acogido de forma notable por el público británico, al igual que “Space Ritual” (1973), un disco que acentuaba su querencia por materias de ciencia-ficción y atmósferas espaciales.
Tras “In the Hall of the Mountain Grill” (1974), Calvert dejó la banda para emprender una carrera propia. El teclista y violinista Simon House entró en la formación.

A pesar de que discos como “Warrior on the Edge of Time” (1975) vendían en cantidades ingentes, sus mayores éxitos procedían de sus memorables conciertos.
En una de sus giras, Lemmy fue detenido por posesión de drogas y el grupo decidió echarlo de la banda. Posteriormente fundó la triunfante banda Motorhead.
Para sustituirlo, Bob Calvert regresó acompañado de Paul Rudolph en el momento de grabar “Astounding Sounds” (1976) y “Quark Strangeness and charm” (1977), discos tras los cuales el volátil Calvert volvió a abandonar la nave para fundar Hawklords.

En 1979, Hawkwind regresó practicando su célebre space-rock con nuevo personal, entre ellos Ginger Baker (ex batería de Cream y Blind Faith), y siguieron grabando y girando durante las dos siguientes décadas gracias al apoyo de sus fieles seguidores, que siguen al grupo como un auténtico objeto de culto.

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una de las bandas más importantes e innovadoras de Inglaterra fue este grupo de Cambridge, arquitecto principal de las texturas sónicas más imaginativas y atmosféricas encontradas en la psicodelia británica y el space rock.
El germen de la banda procede de un grupo de R&B llamado Sigma 6 (rebautizado posteriormente como T-Set y The Abdas), en el que encontraban Roger Waters (nacido el 9 de septiembre en 1944 en Cambridge), Bob Close, Nick Mason (nacido el 27 de enero de 1945 en Birmingham) y Rick Wright (nacido el 28 de julio de 1945 en Londres), un grupo de compañeros que estudiban arquitectura en la Regent Street Polytechnic.

Con la llegada al conjunto de Syd Barrett (nacido el 6 de enero de 1946 en Cambridge), un antiguo amigo del colegio de Waters, se harían llamar Pink Floyd, en homenaje a dos musicos de blues, Pink Anderson y Floyd Council.
La formación definitiva del nuevo grupo sería Syd Barrett a la guitarra y voz, Roger Waters al bajo, Rick Wright a los teclados y Nick Mason a la batería.
Tras experimentar tanto en directo como en estudio sus propuestas psicodélicas en los clubes londinenses, firmarían un contrato discográfico con la compañía EMI en 1967, en donde publicarían “Arnold Layne” (cara b “Candy and a currant bun”), su primer single que les proporcionó bastante éxito, ya que conseguirían llegar al puesto número 20 en listas británicas. Mucho más triunfante (número 6) sería “See Emily Play” (cara b “Scarecrow”), el sencillo que precedió a su obra maestra en disco grande producida por Norman Smith, “The Piper at the gates of dawn” (1967).

En este Lp predomina el prodigioso trabajo de su líder absoluto, Syd Barrett, un iluminado gustoso de los viajes interestelares los cuales impregnó de extrañas y alucinógenas melodías sonoras que auguraban un futuro a Barrett como compositor ciertamente ilimitado.
Tristemente no sucedió así. La sumisión extrema del compositor al LSD hacía que su capacidad mental fuera mermando con el paso del tiempo hasta convertirse en un vegetal mientras se encontraba en plena actuación.
Este lamentable estado provocó que sus compañeros tuvieran que prescindir de su presencia en escena, confinando sus habilidades a la composición. Su deteriorio psíquico le impidió continuar en la banda y en 1968 Syd Barrett tendría que abandonar el grupo siendo sustituido por el guitarrista Dave Gilmour (nacido el 6 de marzo de 1946 en Cambridge).
Posteriormente Barrett grabaría dos importantes discos en solitario titulados “The madcap laughs” (1970) y “Barrett” (1970).

Tras la marcha de Barrett, el papel predominante del grupo quedó en manos de Roger Waters.
“A Saucerful of Secrets” (1968) mostró una cierta continuidad sonora y temática con el disco anterior, pero sin el talento de Barret (del que incluían el tema “Jugband Blues”) resultó un trabajo de menor empaque, a pesar de piezas como “Let there be more light”, “Set the controls for the heart of the sun” o “Remember a day”.
“Ummagumma” (1969), un doble Lp que combinaba temas en estudio y en directo, la banda sonora “More” (1969) y el aprovechable “Atom Heart Mother” (1970) iban cimentando la fama del grupo y el sonido denominado space- rock o cosmic-rock.

El excelente Lp “Meddle” (1971), que contenía temas como “Echoes” o “One of these days” y la banda sonora de la película “El valle” de Barbet Schroeder “Obscured by clouds” (1972) fueron el preludio de “Dark side of the moon” (1973) el disco más comercial hasta la época de los Pink Floyd, que rompió de forma histórica las listas de ventas tanto europeas como americanas. En esta obra maestra encontramos piezas tan importantes como “Money”, “Time” o “Use and them”.
Su siguiente trabajo lo dedicaron a su antiguo compañero Syd Barrett, “Wish you were here” (1975). El disco fue otro gran éxito, no comparable a su predecesor a nivel comercial, pero de similar valía en el plano artístico gracias a temas como “Shine on you crazy diamond”.
“Animals” (1977) cimentaría el prestigio de la banda y la ópera-rock “The Wall” (1979), título mítico en su carrera que vendió millones de copias, serían los últimos trabajos publicados en el periodo de mayor esplendor de su larga trayectoria.
Además de sus extraordinarios resultados comerciales, Pink Floyd gozaban de un espléndido reconocimiento por sus multitudinarios e innovadoras actuaciones en directo, que causaron furor en la época debido a su cuidada puesta en escena y esmerado sentido de la ambientación.
El paso del tiempo que siempre provoca las lógicas tensiones internas en una banda de tanto éxito se acrecentó con el cambio de decenio.
El liderazgo de Roger Waters empezó a resquebrajarse ante la creciente enemistad entre Waters y sus compañeros de grupo, en especial David Gilmour y Nick Mason, quienes decidieron abandonar la banda tras el relativo fracaso de su último Lp, “The final cut” (1983).
Las tirantes relaciones empeoraron cuando el grupo volvió a reunirse en 1986 tras la publicación de varios discos en solitario de David Gilmour y Roger Waters.
Esta reunión se produjo sin la presencia de Waters, lo que provocó un publicitado pleito que finalmente terminó perdiendo el bajista.
Ese mismo año publicaron “A Momentary Lapse of Reason” (1987), el primer disco de los Pink Floyd sin su carismático líder que consiguió ventas muy aceptables pero que carecía del enfoque globlal aportado por la figura de Waters.
Los directos “Delicate sound of thunder” (1988) y “Pulse” (1995), junto al disco en estudio “The Division Bell” (1994), continuaron la buena racha comercial del grupo, a pesar de que estos nuevos trabajos palidecen ante sus momentos más inspirados.
Roger Waters por su parte y tras la marcha de Pink Floyd, grabaría los estimables “The Pros and Cons of Hitch Hiking” (1984), “Radio K.A.O.S.” (1987), “Amused to Death” (1997) y el directo “In the Flesh” (2000).

El 15 de septiembre del año 2008 Rick Wright falleció a los 65 años de edad a causa de un cáncer.

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

.

Integrados por importantísimos componentes, claves en el desarrollo de múltiples y eclécticas formas musicales como el folk, el rock, el pop, space rock, la psicodelia, el raga, el bluegrass, el jazz o el country, los Byrds, marcados por el repique de la guitarra Rickenbacker de 12 cuerdas de McGuinn, las armonías vocales de Crosby, la fortaleza rítmica de Hillman y Clarke y el talento compositivo de Gene Clark, junto a la posterior y esencial aportación country de Gram Parsons, se vislumbran cada vez con mayor incidencia como uno de los mejores y más influyentes conjuntos de toda la historia de la música moderna.

Amantes de la música folk pero también de los grupos integrantes de la Invasión Británica, los Byrds amalgamaron tanto influencias de Bob Dylan como de los Beatles, pero con el curioso añadido (debido a su enorme talento) de que ellos mismos terminaron por influir en sus maestros, arrastrando a Dylan a abrazar la electricidad byrdsiana, al igual que los Beatles (que asistieron a grabaciones de los californianos) añadieron en muchas temas el sonido McGuinn apreciado en variados pasajes guitarreros de George Harrison (incluso John Lennon utiliza en “Revolver” las gafas rectangulares patentadas por el propio McGuinn).
Principalmente, el embrión de los Byrds fue el trío folk acústico angelino creado en 1964 y denominado The Jet Set, en el que se encontraban varios jóvenes pero avezados músicos como Jim (Roger) McGuinn -cambió su nombre en 1968 por cuestiones religiosas- (nacido el 13 de julio de 1942 en Chicago), Gene Clark (nacido el 17 de noviembre de 1941 en Tipton, Missouri) y David Crosby (nacido el 14 de agosto de 1941 en Los Angeles). Cuando comenzaron a utilizar instrumentos eléctricos trocaron su nombre por el de The Beefeaters grabando un sencillo sin éxito titulado “Please Let Me Love You”.

Justo en el momento en que incorporaron al grupo al manager Jim Dickson, éste les recomendó que aumentaran la formación con el bajista Chris Hillman (nacido el 4 de diciembre de 1942 en Los Angeles) al que conocía por haber producido a su grupo The Hillmen.
Unos días depués llegaría a los Beefeaters el batería Michael Clarke (de apellido real Dick, nacido el 3 de junio de 1944 en Texas), amigo íntimo de David Crosby. Habían nacido The Byrds.
Su primer sencillo, bajo producción de Terry Melcher, fue un tema de su adorado Dylan, “Mr. Tambourine Man”, tema al que dieron totalmente un giro distinto incorporando la guitarra de McGuinn y su típica capacidad armónica y melódica creando el llamado sonido folk-rock (sería injusto no citar también a los Searchers británicos como participantes en la gestación de este estilo).

El single fue todo un éxito llegando al número 1 de las listas mundiales, lo siguiente sería la grabación de su primer disco grande al que titularon como el sencillo. “Mr. Tambourine Man” (1965), una obra maestra de la época que incluía versiones de Dylan (“Spanish Harlem Incident” o “All I really want to do”) y Pete Seeger (“The Bells Of Rhymney”) junto a perfectos temas de regusto pop obra mayoritaria de su principal compositor, el estupendo Gene Clark como “I’ll Feel A Whole Lot Better” o “Here without you”.

El grupo se convertiría en una de las principales bandas estadounidenses, confirmando su éxito en ventas con el sencillo “Turn, Turn, Turn” (antes había publicado en 45 rpm “All I really want to do”), de nuevo una versión totalmente diferente a la canción original de Pete Seeger que los llevaría otra vez al top 1 de las listas americanas.
El Lp “Turn, Turn, Turn” (1965) fue otro fenomenal album con las mismas constantes que su predecesor y con temas de la talla de “It won’t be wrong” o “Set you free this time”.
Ya consagrados como estrellas, el siguiente año se produciría un punto de inflexión en la banda. Tras grabar el sencillo “Eight Miles High” (una de las primeras creaciones psicodélicas), Gene Clark se despedía de la banda por su gran temor a viajar en avión, cosa que debido a la fama del grupo no cesaban de realizar.

La marcha del principal compositor de los Byrds no perjudicó en demasía al grupo ya que McGuinn, Hillman y Crosby acentuaron su faceta compositiva alcanzando resultados más que sobresalientes (apreciables en muchos temas atrás, especialmente en “Eight Miles High”).
El resultado de “Fifth Dimension” (1966) , un album mucho más experimental que los anteriores, ejemplificaba bien el gusto por los sonidos psicodélicos desarrollados principalmente por la guitarra de Roger McGuinn aunque desde luego no desdeñaban el folk-rock y el pop.
El Lp no obtuvo los resultados comerciales de los dos primeros pero sí avanzó el espíritu aventurero de sus nuevas composiciones.
Su cuarto trabajo producido por Gary Usher, el magistral “Younger Than Yesterday” (1967) destacó por la aportación de Chris Hillman en la escritura de temas tan buenos como “So you want to be a rock’n’roll star” (con McGuinn), “Have you seen her face” o “Thoughts and Words” y la incorporación cada vez más creciente del country en su sonido, un sonido muy ecléctico con procedencias pop, folk, rock y psicodélicas.
Las tensiones internas producidas por el camino lírico y sonoro del grupo entre Crosby, Hillman y McGuinn iban asimismo progresando, estos roces provocaron la marcha de David Crosby en plena grabación de su nuevo album, “The Notorious Byrds Brothers” (1968) al no querer los restantes miembros incluir la canción “Triad” en el Lp.

En ese momento, se produjo la vuelta de Clark, pero tras un breve periodo se volvió a marchar, haciendo lo mismo el batería Michael Clarke. A pesar de tantas idas y venidas (se incorporó en las grabaciones gente como el guitarrista Clarence White y el batería Jim Gordon), el trabajo (con producción de Usher) fue muy bueno y de grata renovación con el añadido de cuerdas y metal empapando su clásico sonido folk-rock y country.

Poco después, Chris Hillman presentó a su buen amigo Gram Parsons a McGuinn y el trío junto al batería Kevin Kelly (primo de Hillman) firmaron el sexto trabajo de los Byrds, “Sweetheart Of The Rodeo” (1968), una pieza clave dominada por Parsons dentro del country-rock.
Gram Parsons se convirtiría en el padre del country-rock, como así quedó demostrado en sus postreras y antiguas andanzas.
La calidad del disco no obstante dividió a los seguidores del grupo, ya que muchos echaban en falta los característicos sonidos primerizos de la guitarra de Roger McGuinn.
Gram Parsons dejó el grupo cuando los Byrds (sin su conformidad) firmaron un contrato para actuar en Sudáfrica, un país dirigido por un gobierno racista.
Parsons, el artífice de la conversión del estilo del grupo a posiciones definitivamente countries abandonaba la banda arrastrando con él a Hillman (y durante un tiempo a Michael Clarke) para fundar un nuevo proyecto, The Flying Burrito Brothers.
McGuinn permaneció como el único miembro original de la ya legendaria banda grabando junto a otros personajes de la escena country (Clarence White, John York, Gene Parsons, Skip Battin) varios discos (algunos muy interesantes) con el liderazgo absoluto de McGuinn como “Dr. Byrds & Mr. Hyde” (1969), “Balad of Easy Rider” (1969), “Untitled” (1970), “Byrdmaniax” (1971) y “False Start” (1972) de baja intensidad mercantil. Tras este último trabajo, McGuinn decidió abandonar el proyecto.
Por el contrario, Gene Clark en solitario; Crosby con Crosby, Stills & Nash (y en ocasiones Young), y los Flying Burrito Brothers lograban arrancar estimables posiciones críticas a sus trabajos.
Paradójicamente, el máximo creador del característico sonido Byrds, uno de los más influentes de todos los tiempos, no conseguía establecer un paralelismo triunfal con sus antiguos compañeros.
La reunión de la formación original en 1973 con “The Byrds” (1973) no consiguió recuperar las antiguas esencias y no obtuvo el éxito pretendido. Asociaciones entre los miembros y bandas como Manassas, Dillard & Clark, Southern Hillman Furie o The Desert Rose Band (de Hillman) seguían encendiendo la gloriosa llama de los Byrds.
Gene Clark moriría el 24 de mayo de 1991 y el batería Michael Clarke lo haría el 19 de diciembre 1993, impidiendo así definitivamente una nueva reunión de los Byrds originales (mucho antes y en diferentes circunstancias, dos miembros como Gram Parsons -de sobredosis- y Clarence White -accidente de tráfico- habían fallecido en 1973).

Read Full Post »