Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘TECHNO DANCE’

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Richard Melville Hall nace el 11 de septiembre de 1965 en Darien. Moby era una de las figuras más polémicas de la música techno, alabado por la crítica por intentar marcar un camino a seguir, y así aumentar la popularidad de un género que siempre a pasado anónimamente como el electrónico. En cualquier caso, Moby era (y es) uno de los más importantes artistas dentro de la música de baile de principios de los 90’, y ayudó a llevar este tipo de música al gran público, tanto en Inglaterra como en América.
Moby fusionó los ritmos rápidos del beat con guitarras heavy distorsionadas, el ritmo del punk con una producción tan detallista como en los mejores discos pop, dance y bandas sonoras. Su música además de diferenciarse de las texturas superfluas y cool del sonido ambient y del hedonismo del house, tiene personalidad propia, la personalidad de Moby, famoso por ser un devoto creyente, rozando las creencias radicales cristianas, siendo todo un activista.
El disco “Go” llegó al Top Ten británico en 1991, estableciéndolo como uno de los principales productores de techno. El tiempo le seguiría dando la razón y en 1995 con “Everything Is Wrong” conquista a los críticos americanos. Cuando a principios de los 90’ la música techno comenzaba a decaer, Moby permaneció como una de las figuras más importante del género, incluso después de grabar un disco de rock guitarrero en 1996 titulado “Animal Rights”.
De nombre original Richard Melville Hall, Moby recibió su apodo de niño; una derivación de Herman Melville, el autor de Moby Dick. Moby nace y crece en Darien, Connecticut, donde toca en una banda de punk hardcore llamada Vatican Comandos. Posterior, canta con Flipper, mientras que el cantante oficial pasaba un tiempo a la sombra. No asiste durante mucho tiempo al colegio ya que se traslada a Nueva York donde comenzó como Dj en clubes de baile.
A finales de los 80’ comienzos de los 90’ edita varios singles y Eps para el sello independiente Instinct. En 1991, compone el tema principal para la serie de la televisión de David Lynch “Twin Peaks”, una derivación del ritmo house y que le llevaría a editar el larga duración “Go”. El sencillo es un éxito sorprendente en Inglaterra y llega al Top Ten. Debido a su éxito, Moby fue invitado a trabajar en muchos remixes de grandes estrellas pop rock como Michael Jackson, Pet Shop Boys, Brian Eno, Depeche Mode, Erasure, B-52’s y Orbital.
Moby siguió trabajando en la música dances en 1991 y 1992, ganando en 1992 varios de los premios Mixmag, en esta ceremonia rompió sus teclados al final del concierto. “Moby”, su primer Lp, aparecía en 1992. En 1993, edita el doble sencillo I Feel It” / “Thousand” que se convirtió en un éxito en U.K. Según el Libro de Guinness de los Records, “Thousand” es el single más rápido de la historia, en donde el ritmo lleva una cadencia de 1000 golpes por minuto.
Ese mismo año, Moby firma un contrato con Mute y su primera trabajo se titularía “Ambient”, que recopilaba el material del artista entre 1988 y 1991. Un año más tarde se edita “The Story So Far”, una colección de singles que se con Instinct. En 1994, el single “Hymn”, una de las primeras fusiones del evangelio y la música techno y ambiente ve la luz.
Ese mismo año, Moby firmó un contrato con la multinacional Elektra para la distribución en Estados Unidos. “Everything Is Wrong”, su primer álbum para esta discográfica, aparece a principios de 1995 con excelentes críticas, especialmente en la prensa americana, que antes le había ignorado. A pesar del empujón promocional que acompañó al álbum y de los conciertos en el Lollapalooza 95, el álbum no se convirtió un éxito comercial. Al año siguiente, Moby abandona repentinamente el techno y graba un disco rock cargado de guitarras titulado “Animal Rights”, con el que se hicieron varios mixed.
Regreso en parte a la electrónica en 1997 con “I Like to Score”, al que le siguió “Play” en 1999. Rompiendo con todas las expectativas, el álbum llegó a ser disco de platino y alcanzó el número uno en U.K., mientras que los temas del álbum eran pedidos por docenas de publicistas y recopilatorios.

Anuncios

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En el año 1996 y en Athens, localidad de Georgia en la que han surgido grupos como The B-52’s, Elf Power, Widespread Panic o REM, se creó el proyecto liderado por Kevin Barnes, Of Montreal, un conjunto pop con influencias de la psicodelia barroca 60’s (en especial la lisergia de Brian Wilson con los Beach Boys y los Beatles) cuya trayectoria fue conociendo otras resonancias: glam (T. Rex y David Bowie), disco-funk o el techno-pop.

Barnes, como cantante, guitarra y teclista, se unió al bajista y guitarra Bryan Helium y al batería Derek Almstead para editar su primer disco como Of Montreal, un nombre derivado de un ligue fracasado de Kevin en la ciudad canadiense que les bautiza.

Ese disco, grabado en Bar/None Records se tituló “Cherry Peel” (1997) y todavía su eclecticismo sonoro no era apreciable, tendiendo a construir melodías con influencias 60’s en temas como “Everything Disappears When You Come Around” o “I Can’t Stop Your Memory”.
La manifiesta influencia de los Beatles en esta primera etapa se apuntaló con el EP “The Bird Who Continues to Eat The Rabbit’s Flower” (1997).

El segundo álbum de Of Montreal fue “The Bedside Drama: A Petite Tragedy” (1998), un disco con temas como “Panda Bear” o “Cutie Pie” que fue grabado en el sello Kindercore Records.

Después de este disco se produjeron diversos cambios en la banda. Bryan Helium decidió abandonar el proyecto, al que se unieron la teclista Dottie Alexander y el batería Jamie Huggins, pasando al bajo Derek Almstead.

“The Gay Parade” (1999), editado en Bar/None con una portada diseñada por David Barnes (hermano de Kevin), quien posteriormente fue habitual colaborador en la tarea de diseñador del grupo, es uno de los trabajos más reconocidos de Of Montreal gracias a su pop psicodélico con ambiciones conceptuales a lo “Sgt. Peppers” de los Beatles.

Poco después publicaron varias recopilaciones de temas previos, una titulada “Horse & Elephant Eatery (No Elephants Allowed)” (2000), disco en el que incluían una versión del tema de los Kinks, “The World Keeps Going Round”, y otra “The Early Four Track Recordings” (2001).

Su cuarto disco en estudio, que contó con la presencia en el grupo del guitarrista, violinista y teclista Andy González, fue otro conceptual, “Coquelicot Asleep In The Poppies: A Variety Of Whimsical Verse” (2001), un álbum con el que volvieron a Kindercore y en el que Barnes incidía en recuperar la etapa de finales de los 60 de los Beatles y los Beach Boys, sin olvidar el pop barroco de Left Banke o los Zombies.

Despues de “Aldhils Arboretum” (2002) el grupo conoció nuevas modificaciones. Derek Almstead dejó la banda y el bajo fue ocupado por Nina Barnes, la mujer del líder del grupo Kevin Barnes. Andy González también abandonó Of Montreal en vísperas de la grabación del celebrado “Satanic Panic In The Attic” (2004), álbum aparecido en Polyvinyl Record en el cual a su psicodelia barroca se incorporaban ya elementos electro-pop.

Un año antes habían editado el EP “If He Is Protecting Our Nation, Then Who Will Protect Big Oil, Our Children?” (2003), disco en el que versionaban el “Friend Of Mine” de los Zombies.

El prolífico Barnes editó más tarde “The Sunlandic Twins” (2005), trabajo con mayor presencia del techno-pop sin perder esencias lisérgicas 60’s, “Hissing Fauna, Are You The Destroyer” (2007), disco en el que su eclecticismo se acrecentaba con lugar tanto para la psicodelia como el glam-rock, o “Skeletal Lamping” (2008), disco que proseguía las pautas del previo.

Su último trabajo es “False Priest” (2010).

Read Full Post »

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A comienzos de la década de los 90, Paul McCartney decidió hacer equipo con el productor Youth (miembro de Killing Joke) en un proyecto denominado The Fireman.

La base de su sonoridad primera se acercaba al ambient y el techno-dance, ejemplificada en su disco debut, “Strawberries Oceans Ships Forest” (1993), en el que se reciclaban de forma rutinaria composiciones previas de McCartney, en especial provenientes de las sesiones de su álbum “Off The Ground”.

El primer disco de The Fireman (básicamente un juguete “samplista-simplista” de Youth sobre temas previos de Macca) pasó sin pena ni gloria a nivel comercial y crítico, hecho que no terminó con la asociación entre Youth y Paul, quienes cinco años después volvieron a sus experimentaciones conjuntas con “Rushes” (1998), un álbum con mayor enfoque a causa de la mayor participación de McCartney en la grabación dentro del mismo concepto ambient-dance con atmosféricos pasajes electrónicos.

Su tercer disco, el primero con resultados comerciales de cierto mérito, fue “Electric Arguments” (2008), un álbum muy variado en donde Paul tanto ofrece piezas electro-dance como folk-pop, psicodélicas, country o blues-rock, confirmando su versatilidad y su enorme talento como autor.

Read Full Post »